Vicepresidente de Ecuador dice 'no tener problema' con prohibición de salida

Ratio:  / 0
MaloBueno 

glas okQuito (EFE).- El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, dijo hoy "no tener problema" con la prohibición de salida del país que le impuso la Corte Nacional de Justicia en una audiencia de "vinculación" penal al caso Odebrecht.

"No tengo problema con esa medida cautelar, porque igual no he pensado jamás en irme a ningún lado. Sé que esa medida puede deberse a la presión política y mediática, pues hace rato que la piden a gritos, pero no era necesario", dijo el vicepresidente poco después de conocer la decisión de la Corte Nacional.

Agregó: "no me voy y no me iré a ningún lado", porque "yo no huyo, aquí estoy, aquí sigo, aquí seguiré".

Sospechoso de asociación ilícita para beneficiarse en una serie de contratos adjudicados a la firma brasileña junto con otros once imputados, Glas se queja en un comunicado, insistentemente, de una campaña contra él en los medios de comunicación y por parte de políticos de oposición.

E insiste en que su pasaporte "está bien guardado" y "dará la cara" porque "no tiene nada que ocultar".

"Los que acostumbran a huir son otros que hoy se creen jueces de la moral pública. El que nada debe, nada teme", señala.

El fiscal general de Ecuador, Carlos Baca Mancheno, reveló hoy que ha presentado ocho fundamentos que justifican su vinculación penal al caso de sobornos por la firma brasileña.

La "vinculación penal" es una fase de investigación del proceso judicial ecuatoriano, en la que el investigado pasa a ser sospechoso e imputable.

En el caso de Glas, por su condición de aforado, la Asamblea Nacional ha tenido que dar su venia a la "vinculación", lo que hizo el jueves en una reunión especial.

Glas no compareció hoy en la audiencia, aunque su abogado, Eduardo Franco Loor, exjuez de la Corte Nacional de Justicia, aseguró que las investigaciones no producirán ningún resultado y que la prohibición de salir del país estaba "de más".

"No hay ningún elemento de convicción de cargo, no hay indicios, ni siquiera presunciones, porque una persona -en el derecho ecuatoriano- responde por sus acciones personales y por sus omisiones", dijo en rueda de prensa.

Y aseguró que, en los treinta días que prevé el proceso judicial, se determinará "su ninguna participación, ni como autor, ni como coautor, ni como autor directo, ni como autor mediato (sic), del delito de asociación ilícita que falsamente le imputa la fiscal Diana Salazar".

A pesar de ello, mostró su agradecimiento al fiscal general por no haberse dejado presionar por la "partidocracia" y haber pedido únicamente la restricción de salir del país, en lugar de la prisión preventiva.