Gobierno de Ecuador entrega información desclasificada de asesinato periodistas

Ratio:  / 0
MaloBueno 

documentosQuito.- El Gobierno de Ecuador entregó  información desclasificada a los familiares de los tres integrantes de un equipo de prensa del diario El Comercio, secuestrados y posteriormente asesinados en la zona fronteriza con Colombia.

La entrega de la documentación se dio en el Palacio presidencial de Quito, donde acudieron representantes de la familias de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, del equipo periodístico.

Ellos desaparecieron el 26 de marzo en la zona de Mataje, en el noroeste de la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, y a mediados de abril el Gobierno anunció que habían sido asesinados.

El crimen es atribuido a un grupo armado colombiano dirigido por un sujeto conocido con el alias de "Guacho", un disidente de la exguerrilla de las FARC, también acusado de cometer varios atentados que cobraron la vida de otros cuatro soldados en la misma zona, así como del secuestro de dos ciudadanos ecuatorianos aún cautivos.

Tras la reunión de entrega de la información, la ministra de Justicia, Rosana Alvarado, indicó en rueda de prensa que el Gobierno ha cumplido con la oferta de entregar los documentos sobre el caso de los ministerios del Interior, Defensa y la Cancillería.

Según Alvarado, en caso de que se requiera una mayor información "se hará el alcance correspondiente" a los documentos entregados esta noche.

Además, la ministra reiteró que su Gobierno ha pedido al de Colombia la colaboración respectiva, ya que el vecino país debe dar las Facilidades para que este caso sea esclarecido completamente.

De su lado, Yadira Aguagallo, representante de los familiares de las víctimas, reveló que un grupo de ese colectivo visitará Colombia en los próximos días para reunirse con la Fiscalía y otras entidades de ese país.

Aguagallo dijo esperar que la Cancillería colombiana también los reciba, ya que el caso "se circunscribe en una problemática binacional", pues se estima que el equipo periodístico fue secuestrado en Ecuador y luego asesinado en territorio colombiano.

La portavoz también dijo que no tenía "casi nada que informar respecto a la repatriación de los cuerpos" de los tres asesinados, aunque dijo que en estos días llegará a Ecaudor el ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas, con quien los familiares esperan reunirse.

Aguagallo pidió a Ecuador y Colombia que colaboren y permitan el trabajo de un grupo internacional de expertos, creado a instancias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que investigará el caso en ambos territorios.

La postura de los familiares también fue expuesta hoy mediante un comunicado que fue difundido horas antes por la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios).

En ese comunicado, los familiares aseguran que la información recibida del Gobierno la pondrán dentro de una cadena de custodia, para ser entregada finalmente Grupo Internacional de Expertos.

"La documentación entregada por el Ejecutivo será sellada, trasladada con medidas de seguridad y será abierta de manera exclusiva ante el grupo de expertos de la CIDH, quienes, acompañados por una representación de las familias, realizarán un análisis minucioso del contenido", señala el comunicado.

Aclara que "hasta tanto, el informe no se hará público y permanecerá en una caja de seguridad, en un lugar custodiado, pues constituye lo único que nos ha sido entregado de Javier, Paúl y Efraín".

En el comunicado, los familiares recuerdan que las autoridades "hace 50 días nos aseguraron que Javier, Paúl y Efraín volverían con vida. Hace 31 días nos aseguraron que nos devolverían sus cuerpos. Ninguna de las dos 'altas prioridades' se ha cumplido".

Hoy "recibimos la documentación que resume la versión del Gobierno sobre los hechos acontecidos a partir del 26 de marzo del 2018, día en que un periodista, un fotógrafo y un conductor -que realizaban una asignación periodística para Diario El Comercio- fueron secuestrados en la frontera con Colombia".

Las circunstancia del secuestro "no han sido esclarecidas" y el posterior asesinato del equipo de prensa también deja "un vacío y una sensación de impotencia e indignación que perdurará en la memoria del país", sostienen los familiares.

Asimismo, aseguran que la responsabilidad del Estado en el esclarecimiento de los hechos no concluye con la entrega de los documentos desclasificados y piden a las Fiscalías de Ecuador y Colombia a que soliciten también la información para "encontrar la verdad".

Los familiares exigen la repatriación de los cuerpos de las tres víctimas, que aparentemente se encuentran en territorio colombiano, y consideran que ello es "una obligación de los estados de Ecuador y de Colombia".