Murió Giuseppe Cavanna, fundador de la principal barra del Emelec, la Boca del Pozo (Video)

Ratio:  / 0

eme

Giuseppe Cavanna, fundador de la principal barra de Emelec, la Boca del Pozo, falleció a los 63 años este viernes en la ciudad de Guayaquil.

 

 

Cavanna fundó la barra un 25 de julio de 1980 en la que entonces era su vivienda en los bajos del cerro del Carmen en las calles Córdova y Manuel de J. Calle. La barra poco a poco fue creciendo hasta convertirse en la principal agrupación de aficionados que respalda al Emelec, contando con extensiones en numerosas ciudades del país. En una entrevista a medios nacionales, informo Studio Fútbol

Cavanna, de 62 años, padecía de problemas cardíacos. En noviembre pasado, en la clínica Guayaquil (Padre Aguirre y Baquerizo Moreno), fue sometido a dos cirugías, en una le colocaron un marcapasos provisionalCavanna, de 62 años, padecía de problemas cardíacos. En noviembre pasado, en la clínica Guayaquil (Padre Aguirre y Baquerizo Moreno), fue sometido a dos cirugías, en una le colocaron un marcapasos provisional. 

En la última entrevista a Diario El Universo, días después de las intervenciones, expresó que pese a su cuadro clínico, no pensaba dejar de apoyar a su equipo. “Iré (al Capwell) hasta que me muera”, fueron sus palabras en esa ocasión.

 

 

 

 

 

Giuseppe Cavanna, fundador de la principal barra de Emelec, la Boca del Pozo, falleció a los 63 años este viernes en la ciudad de Guayaquil.

Cavanna fundó la barra un 25 de julio de 1980 en la que entonces era su vivienda en los bajos del cerro del Carmen en las calles Córdova y Manuel de J. Calle.

La barra poco a poco fue creciendo hasta convertirse en la principal agrupación de aficionados que respalda al Emelec, contando con extensiones en numerosas ciudades del país. En una entrevista a medios nacionales, informo Studio Fútbol.

Cavanna, de 62 años, padecía de problemas cardíacos. En noviembre pasado, en la clínica Guayaquil (Padre Aguirre y Baquerizo Moreno), fue sometido a dos cirugías, en una le colocaron un marcapasos provisionalCavanna, de 62 años, padecía de problemas cardíacos. En noviembre pasado, en la clínica Guayaquil (Padre Aguirre y Baquerizo Moreno), fue sometido a dos cirugías, en una le colocaron un marcapasos provisional.

En la última entrevista a Diario El Universo, días después de las intervenciones, expresó que pese a su cuadro clínico, no pensaba dejar de apoyar a su equipo. “Iré (al Capwell) hasta que me muera”, fueron sus palabras en esa ocasión.