Asamblea Nacional condecoró a Richard Carapaz, en reconocimiento a sus logros en el ciclismo

Ratio:  / 0
MaloBueno 

carapaz

Quito. A pesar de que su padre le compró su primera bicicleta a los tres años, hasta los 15 no sabía que su pasión era el ciclismo. Nueve años más tarde, Richard Carapaz se convirtió en el primer ecuatoriano en competir en una de las vueltas de ciclismo más grandes del mundo: la de España.

Su ascenso hacia la élite internacional comenzó con sus triunfos, como campeón sub 23 en los Juegos Panamericanos, así como en la Vuelta de la Juventud en Colombia y en la de Guatemala. En Ecuador varias fueron sus medallas y trofeos.

Esta valía y logros los distinguió la Asamblea Nacional que hoy, 19 de octubre, lo convocó para otorgarle la condecoración Dr. Vicente Rocafuerte, al mérito deportivo y un Acuerdo Legislativo.

En ese Acuerdo, el Parlamento destaca que el atleta carchense, de 24 años, proyecta una notable carrera deportiva, imbuida de amplias aptitudes, y subraya las posiciones que ha logrado a nivel nacional e internacional. En ese sentido, resalta la trayectoria de “un alto referente del ciclismo latinoamericano, cuyo trabajo trasciende en la consecución de importantes títulos que cubren de gloria y orgullo al deporte nacional”.

Pero no solo eso, Carapaz siente que lo más importante es que en muchos niños y jóvenes ha revivido el amor a este deporte, que ya estaba muriendo en esa provincia, la misma que en años anteriores formó a otros referentes como Juan Carlos Rorero, quien falleció en el 2013. Su partida fue uno de los momentos más difíciles que ha vivido.

A Rosero, Carapaz lo vio como a un padre. Fue él quien un día se presentó en su colegio para promocionar la escuela que dirigía. Ahí le despertó una cierta inquietud. En principio fue por curiosidad, incluso para ocupar sus tiempos de ocio. Después, se convirtió en pasión y ahora es su vida.

Su ascenso en las carreras nacionales e internacionales permitió que uno de los equipos más importantes de España, Team Movistar, lo contratara para que sea parte de su institución y compita con grandes como el colombiano Nairo Quintana, campeón de la vuelta a Italia.

Con ellos corrió los 3300 Km de la vuelta a España, en donde ocupó el lugar 36 de los 158 ciclistas de élite en el mundo. Superó las expectativas personales y del equipo. Inició las primeras etapas, de las veintiuno que tiene la vuelta, ocupando el puesto 42, pero después hizo honor a su sobrenombre “escarabajo” para escalar posiciones en las cuestas, que son su fuerte.

Ahora sus ojos están puestos en el principal pódium del Giro de Italia. Regresó al país para entrenar en su provincia en alrededor de tres mil metros de altura. Todos los días, desde las 08h00 hasta las 13h00, sigue en su bicicleta las recomendaciones de sus entrenadores del Team Movistar.

“Siga con sus entrenamientos, a pesar del frío, calor, cansancio, dificultades”, le dijo el asambleísta René Yandún, quien junto con sus coterráneos Fernando Burbano, Javier Cadena y Juan Carlos Yar, pidió que la Asamblea otorgue esta condecoración, que “es un justo reconocimiento por su infinito esfuerzo”.

Una de las principales dificultades la enfrentó cuando un vehículo lo atropelló en uno de sus entrenamientos. Como consecuencia, quedó fuera de las rutas durante un año. Se recuperó y siguió con más amor y fuerza. Ahora, en la Asamblea, pidió apoyo para los deportistas.

El ciclista recibió la condecoración de manos de José Serrano Salgado, presidente del Parlamento, con quien mantuvo una amena y pequeña charla en su estrado, mientras que Sebastián Palacios, presidente del Grupo Parlamentario para el Fomento del Deporte, le entregó el Acuerdo Legislativo.