Un dolor indescriptible e infinito...

08:22 1192 hits

Un dolor indescriptible e infinito...

Ratio:  / 0
MaloBueno 

LLegó al ECU 9-1-1 en busca de respuestas porque su hija Gabriela no respondía el celular. La última vez que tuvo contacto con ella fue a las 17:00 del domingo 24 de septiembre.

Gaby cumplía 23 años el lunes 25 de septiembre. Hace un año en su página de Facebook agradecía por las felicitaciones que recibió por su cumpleaños número 22. Con desesperación la madre de Gaby se dirigió al Hospital San Vicente de Paúl.

El nombre de la joven no estaba entre los heridos. Lo peor estaba por pasar. Ya nunca más volverán a abrazarla por su cumpleaños. En lugar de la celebración, se realizó el velorio de la joven.

En el Hospital confirmaron a la familia que Gaby estaba en la morgue, entre los otros 12 fallecidos del accidente del bus de la Cooperativa San Gabriel. Hasta ese momento la esperanza se esfumó, solo había espacio para el llanto, el dolor y los ¿Por qué? una pregunta sin respuesta mientras la irresponsabilidad y la falta de conciencia estén al volante.