A todo señor, todo honor

09:00 803 hits

A todo señor, todo honor

Ratio:  / 3
MaloBueno 

El doctor Julio César Trujillo es de esos políticos de fuste, un hombre que dignificó la ética política y que perfectamente se ubica en la orilla contraria a la de aquellos personajes que han llegado al poder y no han cumplido con el país.

Como político, catedrático, autoridad, ha tenido la estatura moral para cumplir sus compromisos, para defender causas justas y ser una especie de libro de consulta dada su gran trayectoria.

El GAD municipal de Ibarra impuso al doctor Julio César Trujillo una condecoración merecida que realza su personalidad, lo mantiene vigente y reconoce en él sus valía como hombre imbabureño. Es un ibarreño de sepa que ama a la ciudad blanca que lo vio nacer y porque en ella forjó su carácter. Fue un apasionado por las leyes, las letras y el baloncesto. Sus carencias iniciales no fueron un impedimento para sobresalir en varios aspectos de su vida, principalmente en lo profesional, pero sobre todo en lo humano. ¡Un acierto del GAD municipal de Ibarra!