Fase operativa del proyecto Pesillo-Imbabura inicia el 27 de marzo

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pesilloIBARRA. Más de 20 años han transcurrido desde que se surgió por primera vez la idea del proyecto Pesillo-Imbabura. La iniciativa fue pensada para incrementar la cota de agua de los cantones de Pedro Moncayo y Cayambe en Pichincha y Otavalo, Antonio Ante e Ibarra en Imbabura.

Juan Vaca, director de Macroproyectos del Municipio de Ibarra, anunció que es cuestión de días para que la construcción de la obra inicie.

“El próximo 27 de marzo, la empresa contratista Hidalgo & Hidalgo empezará con la edificación de la planta de tratamiento, infraestructura para la captación de agua, construcción de dos tanques de 5 mil metros cúbicos y la importación de la tubería de acero”.

Vaca aclaró que el proyecto ya arrancó tiempo atrás con la instalación de los campamentos de la empresa constructora en la zona de influencia y con el inicio del proceso de fiscalización.

Álvaro Castillo, alcalde del cantón Ibarra, como presidente de la mancomunidad beneficiaria del proyecto, informó que en un lapso de dos años se terminará de construir toda la infraestructura del proyecto, incluida la instalación de la tubería que tendrá una extensión de 130 kilómetros aproximadamente.

“En ese momento Ibarra recibirá 200 litros por segundo de agua, proveniente de la laguna de San Marcos a gravedad. Eso significa que el proyecto Pesillo-Imbabura no necesitará de bombeo para dotar del líquido vital a los ibarreños”, explicó.

Los cinco municipios que forman parte de la mancomunidad destinarán 16 millones de dólares para hacer realidad el sistema de captación y distribución de agua. 6 de esos millones, que representa un 38% de la inversión, aportará el Gad de Ibarra.

El Gobierno Nacional es el mayor inversionista del proyecto. Financiará 32 millones de dólares no reembolsables.