Obispo de Ibarra: Detrás del aborto siempre hay un drama

Ratio:  / 0

obispo

El Papa Francisco emitió una disposición que se ha extendido en forma normal para que todos los sacerdotes puedan perdonar el pecado del aborto. Monseñor Valter Maggi, el Obispo de la Diócesis de Ibarra se refirió a este tema.

¿Se amplió el sentido del perdón?

La absolución del pecado del aborto era reservado al Obispo, quien delegaba a algunos sacerdotes a hacerlo. Yo he extendido esta facultad a todos los sacerdotes mediante el Año Jubilar.

¿Cómo entender esta decisión del Papa?

Esto ha sido una experiencia muy grande de misericordia, de todas maneras ya todos los sacerdotes podían absolver el pecado del aborto durante los tiempos litúrgicos, a saber: Adviento en diciembre, Navidad hasta mitad de enero, luego durante toda la Cuaresma, durante el Tiempo Pascual, Pentecostés y por tanto entre cinco y seis meses al año, en tiempos muy fuertes para evidencia de la fe cristiana.

¿Qué demostró el Papa con esto?

El Papa Francisco universalizó esta facultad, pero lo más importante es lo que está detrás de esto....

¿Qué está detrás?

Lo que está detrás es el anuncio de que no hay pecado tan grande que no pueda ser perdonado, entre ellos el aborto que es muy grave, entiéndase como un asesinato de una criatura inocente.

¿Cómo asimilarán los católicos esta situación?

Que la misericordia de Dios es más grande, que mira más a la persona, a su situación y condición. ¿No hay riesgo de libertinaje con el perdón? No se corre ese riesgo, porque hay una conciencia y yo no he encontrado ninguna mujer que haya sido movida a un acto de este género (aborto) de una manera liviana. Detrás del aborto siempre hay un drama que desemboca en una tragedia, pero es este drama que tenemos que asumir con palabras de esperanza.