Ceremonia del Tumarina, ritual sagrado del Pawkar Raymi

Ratio:  / 1
MaloBueno 

tuma

Otavalo.- El Pawkar Raymi, se ha ganado un lugar dentro de las festividades del pueblo indígena. La ceremonia del Tumarina, sigue abriéndose un lugar dentro de la misma festividad. Este ritual tiene como protagonistas a las mujeres, ancianos y los niños de la comunidad.

Conexión. El agua es uno de los elementos más importantes para los pueblos indígenas y para el mundo entero. En este sentido, la celebración se la realiza mañana desde las 07:00 en las comunidades de Agato y Peguche. El ritual busca un acercamiento entre el ser humano y la Pachamama. El agua y las flores, son los instrumentos para alcanzar esa armonía deseada.

Sentir. Manuel Santillán, líder kichwa, asegura que en este rito se trata de depositar un puñado de flores con el agua recolectada en la cabeza de la otra persona. “Es una actividad ceremonial de respeto y purificación enfocada en el florecimiento”, comenta.

Identidad. En caso de Peguche, la celebración se realiza en la vertiente de la Magdalena, ubicada en las afueras de la comunidad. El ritual empieza con la presencia de un Yachac que purifica los frutos y las tres variedades de flores que se utilizan como son: la flor del chocho, del maíz y de ñachac.
“En esta ceremonia las mujeres recolectan flores y recogen agua de las vertientes sagradas para el ritual del Tumarina”, asegura Leonor Vásquez, conocedora del tema.

Histórico. El Pawkar Raymi en los últimos años ha forjado una imagen y un valor cultural de suma importancia. Esta celebración se ha constituido en el espacio de encuentro de los migrantes con las familias que permanecen en las comunidades. El significado ancestral, recreado en versiones actuales ha convertido la festividad ceremonial en un espacio de intercambio intercultural.

Esperanza. “El compartir con la juventud, este ritual nos garantiza que la tradición se mantendrá por muchos años más. Los priostes de jóvenes aprendieron el verdadero significado y lo trasmitirán a futuras generaciones que es la parte que más nos importa”, dijo Guillermo Santillán.