Papá de Yuliana pide máxima condena por la muerte de su hija

Ratio:  / 0
MaloBueno 

juvencio okLuego del brutal asesinato, violación y tortura en Colombia de la menor indígena Yuliana, por el abogado Rafael Uribe, su familia se fue para el Cauca, región de origen, tratando de cerrar este horrible capítulo y esperando la actuación de la justicia. El papa de la menor, Prudencio Samboní, habló para Caracol Radio, y pidió la condena máxima, informó El Espectador.

Con un hablado tímido y aun afectado por lo que le sucedió a su hija, manifestó que parece que se está haciendo justicia, "porque ese señor está en la cárcel", pero hay que esperar la condena. “Hasta que no haya sido condenado, no hay nada seguro”, afirmó.

Aunque la pena máxima es de 60 años, Juvencio Samboní dijo que “sería poquito por lo que le hizo a la hija mía. El castigo justo sería la cadena perpetua".

Precisamente, hoy martes en la Fiscalía están citados los hermanos de Rafael Uribe, Francisco y Catalina Uribe, por presunta complicidad en los hechos y declaraciones que no parecen estar acorde con lo que ocurrido en la escena del crimen.

Por eso, don Prudencio Samboní pidió también que les cayera todo el peso de la ley. El padre Yuliana es un hombre humilde de ascendencia indígena, en su voz se siente el desconocimiento de los procesos penales, tiene un hablado taimado de campesino, prefiere estar en Cauca pendiente del hijo que tendrá en unos días. Deja claro que sabe que el proceso es contra personas poderosas pero espera que se haga justicia con el caso de su hija, Yuliana Samboni.

Llegaron los hermanos Uribe Noguera a responder en el caso

A las 8 de la mañana ingresaron al complejo judicial de Paloquemao los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera. En la mañana de este martes la Fiscalía le solicitará al juez 64 de control de garantías que les imponga una medida de aseguramiento restrictiva para salir del país mientras se les adelanta el juicio por el delito de favorecimiento en secuestro. 

Los hermanos de Rafael Uribe Noguera llegaron resguardados por la policía e ingresaron por la parte de atrás del complejo judicial con el fin de evitar el contacto con los medios de comunicación que los esperaban. 

Francisco y Catalina Uribe Noguera son procesados por el delito de favorecimiento en secuestro puesto que según la investigación tuvieron conocimiento claro sobre la conducta de su hermano, Rafael Uribe Noguera con la menor Yuliana Samboní, quien fue secuestrada en la mañana del 2 de diciembre en la localidad de Chapinero.

La menor de siete años fue abusada sexualmente por el arquitecto y posteriormente asesinada. Pese a su formación académica como abogado Francisco Uribe Noguera no dio un pertinente aviso a las autoridades sobre la acción cometida por su hermano. Por cuatro horas intentó ingresar a su hermano a una clínica argumentando que estaba drogado.

Solamente, hasta que pudo ingresarlo a la Clínica Navarra le dio aviso al Gaula que la menor se encontraba en el apartamento 603 del edificio Equus 66 en Chapinero Alto. De estas acciones, señala la investigación, también tuvo conocimeinto directo su hermana Catalina quien llegó al edifico -de propiedad de su familia- en la tarde del domingo 4 de diciembre.

La Fiscalía General busca establecer si los hermanos Uribe Noguera tienen conocimiento sobre la manipulación de la escena del crimen. Los investigadores establecieron que el cuerpo de la menor fue trasladado hasta el jacuzzi y "bañado" con aceite de cocina con el fin de borrar las huellas. De encontrarse una relación se enfrentarán a una imputación de cargos.

Pese a que la Embajada de los Estados Unidos les canceló la visa los hermanos Uribe Noguera ellos no tiene ningún tipo de restricción para salir del país. En concepto de la Procuraduría los procesados tienen los recursos económicos para salir de Colombia y así evadir el actuar de las autoridades colombianas.