Jazmín Pérez Cobos, aviadora otavaleña que triunfó en Brasil

Ratio:  / 6
MaloBueno 

avionOtavalo.- Jazmín Pérez Cobos (21 años) tiene un dialecto combinado entre español y portugués, pero con ese “tonito” propio de los otavaleños. Su nombre posiblemente es desconocido, pero su logro profesional es digno de admirarse.

La joven otavaleña sabe pilotar aviones y le gustan las actividades extremas como el paracaidismo y el puentismo, se lee en una publicación que apareció en el mes de septiembre en diario El Telégrafo de Guayaquil.

Jazmín, la otavaleña que hizo carrera en la Fuerza Aérea de Brasil, es una cadete que ahora, ya de vuelta a su país, luego de haber culminado con éxito su preparación militar, espera en las próximas semanas su graduación en la Base Aérea de Salinas, que fue la institución que le concedió la beca para prepararse en la potencia sudamericana, luego que consiguiera la segunda antigüedad de su promoción.

Su padre Marcelo Pérez y su madre, Elena Cobos, se muestran muy felices con el logro de su hija Jazmín, quien visitó nuestras oficinas en esta ciudad.

Jazmín Pérez dijo que cuando llegó a Brasil recibió un curso de un mes del idioma portugués en la base militar San Alfonso en Río de Janeiro. Luego, por 45 días realizó actividades de reclutamiento y estado de adaptación. “Eramos 160 cadetes, hombres y mujeres que venían de la vida civil y otros que llegaban de escuelas de formación militar”, explicó.

En el caso de los aviadores que se formaron para pilotos fueron 119 “y yo fui la única mujer desde el primer año en donde ya hicimos salto en paracaídas enganchados de la aeronave C-130 (Hércules)”.

En segundo año ya iniciamos los vuelos en la aeronave T-25 y la preparación académica básica de lo que es el avión y su manejo técnico. Quien pasa esta esforzada preparación tiene derecho a un vuelo en solitario y a la bufanda que es entregada como premio y un símbolo que materializa el esfuerzo de nosotros como pilotos, señaló. Esa fase es la más dura porque es el primer encuentro con el avión, aseguró Jazmín Pérez quien tuvo cuatro años de formación para lograr conseguir su grado de Subteniente.

Jazmín tuvo la suerte de ser una buena deportista y representar al país en el pentatlón militar en el Sudamericano de Cadetes realizado en Perú. Las pruebas fueron muy exigentes, tanto las físicas, médicas y antropométricas para poder volar en avión T-27 en Brasil que tiene un asiento eyectable y necesita medidas antropométricas exactas para pilotar.

El 9 de diciembre de 2016, nos contó Jazmín Pérez, consiguió su formación como la primer mujer de la Fuerza Aérea Ecuatoriana formada en el exterior “y allá en Brasil también fui la única mujer extrajera que se formó en esa escuela como piloto de aviación extranjera lo cual es un orgullo para mi como otavaleña, puntualizó.