Traje de la mujer otavaleña, la vestimenta que dignifica

Ratio:  / 4
MaloBueno 

indigena

Otavalo.- La vestimenta de la mujer indígena otavaleña está considerada como una de las más bellas del país. Existe una singularidad de tonos, matices y utilización, pero no pierde la esencia en cuanto a la significación cultural.

El elegante traje de la mujer otavaleña consta de una larga camisa de lienzo blanco, adornada con bordados de motivos florales multicolores hechos a mano a la altura del pecho, la espalda y las hombreras, con anchos encajes en el escote y en las mangas, dos anacos de paño, uno blanco y otro azul marino o negro, son piezas de tela rectangular a modo de falda que la sujetan con una faja o chumbi como se denomina en quichua.

Se lleva envuelta a la cintura sobre otra mas ancha, de color rojo, llamada mama chumbi, las dos sostienen el anaco. Las fajas miden entre 2.70 y 3.30 m. de largo; el ancho va entre 3,5 a 4.5 cm. Las mas anchas son las que llevan un motivo decorativo adicional, a modo de greca lateral. Se complementa el atuendo femenino con una serie de gualcas (collares dorados) , manillas (pulseras de coral o de material plástico), anillos y aretes donde resaltan piedras de colores, fachalina (capa) que se lleva anudada sobre los hombros, un rebozo de paño de colores fucsia o turquesa, cintas que usan las mujeres indígenas para envolver su cabello como si estuviera trenzado, alpargatas con capelladas azul marino o negras, según señala el portal tubailetucultura.blogspot.com. en donde se hace una especial reseña de la vestimenta de la mujer indígena otavaleña.

El atuendo femenino se complementa con una serie de gualcas (collares dorados), pulseras de coral, anillos, etc.

La fachalina que se lleva anudada sobre los hombros, es un rebozo de paño de colores fucsia o turquesa.

Las hermosas blusas al igual que las alpargatas tienen un toque moderno con capelladas azul marino o negras.