Comerciantes impidieron que policías municipales clausuren sus negocios

Ratio:  / 1

P9

Otavalo.- La intención de clausurar cerca de 23 negocios que están en la periferia del mercado 24 de Mayo no se pudo ejecutar. Un grupo de propietarios se unió y no permitió que el Comisario municipal ejecute esta disposición que fue notificada a los propietarios de picanterías, tiendas de abastos, plastiquerías, y otros negocios que, según la resolución 342 emitida por el Consejo Municipal en junio del 2016, afectan el comercio interno del nuevo mercado.

Los hechos. Aproximadamente a las 10:30 de la mañana, el Comisario Municipal, Marco Barba y un grupo de cuatro policías municipales llegaron al negocio familiar de Enrique Córdova, a quién, según Barba, se le notificó hace tres semanas que debe cambiar el giro de venta o cerrar su pequeño local de comida rápida. Córdova, firmemente se paró en la puerta de ingreso y no permitió el cierre del mismo.

Apoyo. El Comisario, al ver que el propietario de este negocio, sus familiares y los dueños de los locales que fueron notificados se agruparon en este lugar, procedió a llamar refuerzos de la Policía Nacional. En un principio estuvieron 4 miembros del orden público y 10 policías municipales.

Forcejeos. El diálogo no dio resultado. El Comisario municipal intentó colocar el sello de clausura pero los propietarios del negocio no permitieron que las puertas se cierren. Barba procedió a pegar el sello en la pared del establecimiento y uno de los afectados rompió el mismo. “La rotura del sello implica una sanción que puede ir de uno a tres años de prisión”, explicó el Comisario. La Policía Nacional intentó detener al autor de este hecho pero sus familiares y comerciantes no lo permitieron y empezó el forcejeo que terminó con una persona desmayada y varios policías municipales, nacionales y comerciantes golpeados.