Testimonio: Murió en el Día de la Madre hace 8 años, ayer le rindió homenaje

Ratio:  / 0

30sucesosIbarra.- En el Día de las Madres también se recuerda a aquellas que ya no están en este mundo, quienes en sus años de vida sembraron amor y valores en sus hijos, y, en algunos casos, en sus nietos, quienes este 14 de mayo visitaron los cementerios.  Familias se congregaron ayer en los distintos cementerios de la ciudad para celebrar a las mamás que se adelantaron en el camino

 

Murió el Día de la Madre.- Desde hace 8 años, Alicia Puente este Día de la Madre visita el Cementerio San Miguel a visitar la tumba donde están enterrados sus padres: Gonzalo Puente y María Manuela Culiago, quienes fallecieron hace 8 y 7 años respectivamente.
Ayer junto a Carlos Lugo y María Consuelo Suárez y un rezador, elevaron oraciones a su madre, quien falleció hace ocho años justo el Día de la Madre. Hace ocho años su madre y padre fueron de romería hacia el Santuario de El Quinche. De regreso no podía dejar de comprar los biscochos de Cayambe y mientras se dirigía a comprar estos bacaditos un vehículo la arrolló y la mató.
Ese fue el día más trágico para mi familia, justo el Día de la Madre mi progenitora murió, comenta Alicia Puente; unas lágrimas escapan de sus ojos al recordar este acontecimiento doloroso.
Comenta que su padre murió al año de que su madre partió al más allá. Él en cambio falleció el 2 de Noviembre el Día de los Difuntos. Dice que hace poco les juntaron y ahora los esposos Gonzalo Puente y María Manuela Culiago, están juntos.
Desde esa fecha, sobre su sepulcro jamás faltan las flores por el Día de la Madre.

Visita el cementerio. -El Día de la Madre también es la fecha para recordar a las abuelas, hermanas y esposas. Blanca Recalde llegó al cementerio de Andrade Marín, con su hijo para recordar a su madre quien falleció hace cinco años. En su tumba dejaron unas rosas, que eran sus flores preferidas. Mercy Caragulla, en cambio, aprovechó el día para visitar las tumbas de sus dos abuelas., quienes en vida la llenaron de amor maternal.  
El cementerio San Miguel de Ibarra y los dos más que hay en la ciudad, recibieron a cientos de personas quienes con arreglos de flores y regalos simbólicos por celebrarse el Día de la Madre,  desde muy temprano  niños, jóvenes y adultos rezaron, limpiaron y decoraron las tumbas de sus madres que fallecieron.

Recursos económicos.- Este Día de las Madres también fue aprovechado por muchas familias para incrementar sus ingresos, vendiendo flores afuera de los cementerios u ofreciendo servicio de limpieza y pintado de tumbas. Las camineras del cementerio  estuvieron llenas de hijos que llegaron a recordar a sus madres en su día. El Campo Santo fue otro de los sitios donde hubo mayor afluencia de visitantes y donde se llenó de color con tantas flores que fueron  colocadas en las tumbas de las madres que se adelantaron de este mundo.