Hablan de la ouija, en el caso de las niñas de Selva Alegre

Ratio:  / 5
MaloBueno 

selva alegre

Otavalo.- El comportamiento anómalo de un grupo de estudiantes tiene en vilo a la población de Selva Alegre. Para este martes, se tiene previsto realizar una reunión entre los dirigentes de la parroquia y padres de familia.

Bladimiro Santander, presidente del GAD parroquial, aseguró que están realizando todos los esfuerzos para superar la situación. Sus palabras concuerdan con Leonardo Lara, párroco de Selva Alegre, quien aseguró que el tema lo solucionarán en el pueblo. Aunque no quiso hablar públicamente, el clérigo reconoce que algo extraño sucede en el territorio.

Situación. El viernes último, Lara junto a un grupo de familiares y tres estudiantes que gritaban se encerraron en la Iglesia. “Están tratando de curarlas. Ellas gritan y se comportan algo raro”, dice una estudiante quien omite su nombre por seguridad.

Nadie habla públicamente, pero aseguran que un grupo de estudiantes ha estado jugando con la tabla ouija. “Eso lo hemos escuchado, por eso queremos reunirnos con los padres de familia, al respecto”, aseguró Santander, quien busca dar una solución definitiva, al incómodo momento que se vive en el sector. Precisamente a finales de este mes se tiene previsto iniciar con las fiestas por los 85 años de parroquialización.

Expectativa. La tensión entre padres de familia y habitantes de la parroquia otavaleña se siente. Amílcar Chimarro, quien hace el recorrido escolar de la Unidad Educativa, asegura que vio como los estudiantes se desmayaban de un momento a otro. “El problema se originó el día del Juramento a la bandera, ahí se desmayaron.

El jueves pasó algo igual”, comentó el padre de familia. En la Dirección Distrital de Educación, no se pronuncian oficialmente sobre el tema, a nivel interno ya conocen de lo que sucede en Selva Alegre. Aunque prohibieron la suspensión de clases, el viernes pasado, los estudiantes no asistieron por miedo.