Mascarillas naturales para revitalizar el rostro

Ratio:  / 0
MaloBueno 

mascarillas

IBARRA. El rostro es nuestra carta de presentación, y el secreto para que la complexión destaque no estriba en tener proporciones perfectas o usar mucho maquillaje, todo lo contrario, se debe buscar nutrir, proteger y balancear la piel para que luzca radiante, juvenil y sana y esto se consigue con las mascarillas caseras para el rostro, que te darán la oportunidad de renovar tu cara.

María José Salazar, cosmiatra, comenta que aunque los tratamientos faciales con productos específicos son los ideales, los tratamientos naturales son igual de efectivos aunque se necesita mayor constancia.

“Los productos naturales nos brindan nutrientes que permiten renovar a la piel. Solo que a diferencia de los tratamientos en un centro de cosmetología, estos necesitan de constancia. Son también perfectos como tratamientos complementarios”, explica.

Otro beneficio que la experta destaca es que no poseen químicos ni conservantes. Además de acceder a los beneficios de los ingredientes de forma natural.

PARA PIELES GRASAS

Para esta mascarilla necesitas: 1 cucharada de arcilla o barro, un poco de te de bardana (que sirve como antiséptico). Procedimiento: mezcla con el suficiete te de manera que te quede una pasta muy ligera. Aplica en tu cara y deja unos 5 minutos. Lava.

PARA REJUVENECER

Necesitas: 1 cucharada de alga espirulina en polvo o desecada, un poco de agua.

Procedimiento: mezclar las algas en agua o gel neutro. Masajea suavemente tu cutis y el cuello durante 3 minutos. Deja reposar unos 10 minutos más y luego lava con agua fría.

EXFOLIANTE

Ingredientes: 1 cucharada de azúcar, 10 gotas de limón y un chorrito de aceite de oliva.
Procedimiento: mezcla los ingredientes y da un suave masaje en tu rostro, cuello y si gustas por tus manos, brazos y piernas. Evita los lugares de tu piel que estén lastimados o con alguna quemadura. Retira la mascarilla siempre con agua tibia al bañarte.

HIDRATANTE

Necesitas: medio aguacate maduro, dos cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de mayonesa.
Procedimiento: mezcla todo y aplica en tu rostro uniformemente, incluso puede repartor en el cabello. Deja actuar unos 15 minutos y luego retira con agua o toma un baño.