¡Adiós 2022, bienvenido 2023!

Despedimos un año difícil, de muchos sobresaltos, crisis económica, violencia inusitada y riesgo en la salud que aun persiste. Somos afortunados el haber superado la fuerza de una pandemia que cobró la vida de amigos, conocidos y familiares; pero también debemos asimilar con tristeza la falta de entendimiento de lo que eso ha significado. Se dijo en su momento que la pandemia del Covid 19 nos deja grandes enseñanzas para ser más solidarios, transparentes, tolerantes, para velar por los que menos tienen y para terminar con las disputas políticas que no han contribuido en nada al desarrollo social. Ahora estamos por iniciar otro año. ¿Hemos aprendido de los errores para cambiar?

Lo último: