Alcalde Mario Conejo rompió el silencio sobre marchas

OTAVALO.- Finalmente el alcalde de Otavalo, Mario Conejo, se pronunció acerca de las marchas efectuadas por el Comité Permanente de Seguridad Ciudadana, el 21 de abril y el 30 de mayo.

No obstante, la máxima autoridad local, lejos de acoger el pedido, criticó estas acciones, especialmente porque a su criterio existirían intereses políticos de por medio, y segundo, porque el ritual de Justicia Indígena aplicado en la marcha del 30 de mayo, habría estado mal hecho.

Antecedente
Como es de conocimiento público, la ola de inseguridad que ha golpeado al “Valle del Amanecer” en los últimos meses, motivó a líderes barriales, comunitarios, institucionales, organizaciones, entre otros; a organizarse y levantar su voz ante las autoridades municipales, a fin de hacerle frente en conjunto a este mal social.

Para efectos de aquello, los manifestantes entregaron un proyecto de ordenanza sustitutiva de seguridad ciudadana a la vicealcaldesa Maricruz Navarro, durante la primera marcha en abril, enfatizando en que daban un plazo de 8 días para su tramitación.

Pasó aquel tiempo y la propuesta no fue abordada en el Concejo Municipal. Las autoridades recién la incluyeron en el orden del día pasadas las dos semanas, pero simplemente para ponerla en su conocimiento.

Cabe señalar que en esa reunión, ante la falta de una comisión de seguridad se resolvió crear una, para trabajar en el tema, sin embargo, esta decisión no tuvo secuencia, lo que obligó a los ciudadanos a volcarse a las calles nuevamente.

Algo que llamó la atención fue que en ambas marchas hacia el Palacio Municipal, el burgomaestre Conejo, no recibió a la multitud, lo cual generó un rechazo generalizado.

Postura del Alcalde
Luego de semanas de espera, el Alcalde rompió el silencio y dio a conocer su postura ante los levantamientos ciudadanos.
“El objetivo claro de quienes han estado detrás de esto es político y yo no me presto para generar una tarima o una vitrina para ellos, pues están engañando de esta manera a nuestra comunidad con sus aspiraciones políticas. Lo que hemos hecho es reunirnos con los cabildos y líderes barriales para dialogar. Para ver cómo nos organizamos como sociedad, porque ahí sí nosotros como Municipio podemos ver alternativas para enfrentar esta situación”, inició en un video publicado en redes sociales de la Municipalidad.

Competencia estatal
Adicionalmente durante su intervención, Conejo se refirió a que el ámbito de la seguridad es competencia directa del poder ejecutivo de la nación.

“Se les ha hecho creer que el alcalde puede resolver el problema de la seguridad. Si tenemos que protestar, protestemos frente a las autoridades que corresponden. Quienes han organizado estas marchas, no les he visto que hayan ido a protestar ante la Gobernación. La seguridad es responsabilidad del ejecutivo, pero vamos a iniciar procesos de capacitación para que nosotros como ciudadanos ver cómo nos protegemos, cómo nos cuidamos frente al tema de la inseguridad”, dijo.

Justicia Indígena
De igual manera hizo un espacio para dar su opinión acerca del ritual de Justicia Indígena realizado como parte de la segunda marcha, pues esta medida de hecho, coincidió con un supuesto acto delincuencial registrado en la comunidad de Puerto Alegre, parroquia Eugenio Espejo, donde se capturó a tres presuntos antisociales.

“Para mí la Justicia Indígena es un espacio sagrado, íntimo de la comunidad. Ahora están tratando de hacer de eso un show y quienes tienen un celular están felices transmitiéndolas. ¿Qué se puede dialogar en el momento en que se está haciendo la marcha. Ese no es el espacio para el diálogo”, finalizó.