Alerta para padres sobre la hepatitis infantil aguda

Alerta para padres sobre la hepatitis infantil aguda

Los casos reportados de la hepatitis aguda grave infantil en otros países, presentaron coloración amarilla de la piel y los ojos (ictericia), vómito, heces pálidas, diarrea, náusea, decaimiento, fiebre y síntomas respiratorios.

Al aparecer estos síntomas el Ministerio de Salud Pública (MSP) recomienda a la población acudir al establecimiento de salud más cercano.

Con base en la información actual, la mayoría de los casos afectados no recibió la vacuna contra la covid-19 y por ahora se descarta que estén relacionados con la vacunación, informó el MSP en un comunicado.

Luis Reinoso, médico pediatra del Hospital San Vicente de Paúl, mencionó que en general la hepatitis afecta tanto a niños como a adultos. Pero principalmente la hepatitis A y E está relacionada a los niños.

El especialista indicó que la hepatitis es una inflamación a nivel del parénquima hepático, producido por muchas causas, una de las principales son los virus como el adenovirus, coxsackie, epstein-barr, incluso puede ser producido por medicamentos.

Explicó que las hepatitis, sobre toda la A y E son agudas, que van a tener un periodo de incubación con un periodo de convalecencia y se van a recuperarse al final.
Mientras que las hepatitis B y C pueden volverse crónicas y principalmente van a evolucionar hacia un daño general del hígado, produciendo una cirrosis hepática o un hepatocarcinoma.

Sin embargo, el pediatra aclaró que la hepatitis que afecta más a niños es la A, ya que la forma de contagio es fecal-oral, “los niños a veces se meten cualquier cosa contaminada por la boca y así es como se logran contaminar”.

Además, señaló que sobre todo en países que están en vías de desarrollo es más frecuente, justamente por la forma de manejar los desechos.

De igual forma, añadió que en países del primer mundo este tipo de virus se lo ha encontrado principalmente en aguas de reservorio y empozadas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Los primeros diez casos de la hepatitis aguda fueron notificados por el Reino Unido el 5 de abril, en niños menores de diez años sin dolencias previas, y desde entonces también se han detectado contagios en España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Bélgica, entre otros.

La OMS también ha asegurado que el aumento de los casos de la hepatitis infantil aguda de origen desconocido es “muy urgente” al que están dando “prioridad absoluta”.

Ante ello, el MSP aseguró que mantiene activa la vigilancia epidemiológica en todo el territorio ecuatoriano tras la alerta emitida por la OPS/OMS e informará el anuncio temprano de este evento.

El pediatra Luis Reinoso precisó que hay que estar alertas, “apenas se vea ciertos síntomas de la hepatitis hay que acudir a un médico para que valore y clasifique”. La recomendación del especialista es primero estar atentos a los síntomas (fiebre, malestar general, dolores musculares, diarrea, vómito), y mantener el aseo como el frecuente lavado de manos.