Andrea Scacco dijo que finaliza un capítulo de su vida y viene otra temporada

Andrea Scacco vivió un día especial. A pocas horas de terminar su administración, luce tranquila, orgullosa y muy serena. Atrás quedaron cuatro años de trabajo, de esfuerzo, sacrificios, satisfacciones e inconvenientes. El viernes fue su último día laboral en la oficina, y hoy lo será como alcaldesa de Ibarra. La agenda de este día está al límite. La inauguración del adoquinado en la calle Obando Luna y Secundino Peñafiel desde las 10:00, marcan el inicio de la última jornada laboral.

Desde las 11:30 estuvo presente en el Develamiento del busto del empresario ibarreño Alfonso Hidrobo que será en el parque Chiles. A las 14:30 estará presente en el adoquinado de la calle Sucre en el barrio Bellavista de San Antonio.

“Me voy con la satisfacción del deber cumplido. Estoy muy contenta, no soy mujer de llorar, pero tengo mucha tranquilidad” cuenta mientras, Ximena Álvarez, le toma los signos vitales.

De acuerdo a la normativa legal, este procedimiento es obligatorio para la autoridad al inicio y finalización de su administración, en el caso de Andrea hace cuatro años, no se tenían las instalaciones que tienen ahora.

“Recuerdo que estos mismos exámenes me los hicieron en la oficina de la alcaldía, pues no había un lugar habilitado para ello. Ahora ya lo tenemos y me voy tranquila por eso”, dice con la emoción del caso. Y por cierto, los resultados de la evaluación fueron buenos.

Mensaje de despedida de Andrea Scacco

Técnicamente, ayer fue el último día de su gestión en la oficina. Durante la última semana, ella fue despidiéndose de los funcionarios. Pasó por cada una de las 16 direcciones municipales, agradeciéndoles por el trabajo realizado.

Era un día especial. Amigos, dirigentes barriales, conocidos y funcionarios municipales, se acercaban para despedirse y darle un mensaje de aliento.

“Andreita fue un gusto conocerte. Hiciste una buena gestión cuente conmigo para lo que necesite”, le dijo Elena Parreño, quien destacó el trabajo que ella hizo durante los cuatro años últimos.

La firma del libro ‘Ibarra en mi Corazón’ con dedicatorias personales que entregó a sus allegados, así como la legalización de documentos que permiten legalizar la salida de su cargo, fueron entre otras las actividades realizadas en la mañana. Las horas pasaban y cada vez se hacía más cercano el final del día.

No fue un día común y corriente, sino el que marcaba el fin, a una carrera de 17 años como funcionaria que tuvo tres concejalías consecutivas y este período como alcaldesa. De esta manera concluye la administración de la primera mujer a alcaldesa de la ciudad de Ibarra. Para mañana compartirá un día familiar y el lunes retoma los entrenamientos.

Subscribe
Notify of

Lo último: