Aníbal Mora: “Queremos un nuevo Consejo Directivo del Seguro Social”

El manejo politiquero, las malas decisiones y también los actos de corrupción registrados en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), hizo que de un tiempo a esta parte, se debilite y salga a relucir la crisis que nos afecta a todos, la deuda perjudicial del Estado a la entidad que golpea principalmente a jubilados que requieren atención en sus unidades médicas, mismas que están desprovistas de elementales medicamentos.

En los actuales momentos y bajo las difíciles circunstancias existentes en el IESS, hay sectores que buscan recuperar la estabilidad institucional, sanear lo que está mal y trabajar “Por un nuevo IESS” como reza la organización que se activó a nivel nacional. Aníbal Mora Trujillo, hoy es el coordinador en Imbabura y afirma que la lucha continúa, en favor de la clase jubilada del país.

¿El tema IESS sigue vigente?
Para nosotros el tema del IESS, es un tema de vida, porque es una institución que no tiene nada que ver el gobierno, sino que es una entidad autónoma como lo sostiene la propia Constitución, con recursos propios que son generados por los trabajadores.

¿Qué pasó en el IESS?
El Seguro Social ha estado mal dirigido, ha estado en manos políticas y no técnicas. Hay un documento elaborado por una mesa técnica, lastimosamente esas recomendaciones, análisis y estado de la institución fue presentado,pero no se lo ha ejecutado.

¿Pero el Consejo Directivo no funciona?
El Consejo directivo del IESS no es legal, porque se afirma que serán nombrados para un periodo de cuatro años y en el caso presente están 12 años. Entonces si ya han cumplido su periodo y siguen en los cargos, lo que hagan es ilegal y son únicamente tres personas.

¿Cómo se conforma hoy?
El un vocal es representante de los empleadores, el otro representa a los jubilados y afiliados y el tercer vocal es el representante del Ejecutivo y en la misma ley dice que éste último debe ser el presidente del consejo directivo y entonces, desde ahí está el amarre.

¿Cuál es la propuesta?
El asunto es que queremos que haya un nuevo Consejo Directivo elegido democráticamente con cinco personas, de los cuales dos tiene que ser de los trabajadores que a la final son los que sostienen al IESS, uno de los jubilados, uno del gobierno y uno de los empleadores. Tenemos ya avanzado el reclamo en la Corte Constitucional, organismo que en marzo de 2016 en sentencia considera que es ilegal el Consejo Directivo y le comunica a la Asamblea Nacional que reforme la ley para que se nombre un nuevo consejo directivo, pero ese tema desde aquella fecha está en la Asamblea Nacional sin ser tocado, durmiendo el sueño de los justos.

¿Hay otra salida?
Hemos tomado otra vía para pedir al CNE que intervenga y nos de luces para poder lograr que el pueblo se pronuncie. Hay una resolución, tenemos los formularios para la consulta y hoy estamos recogiendo firmas para lograr que eso se concrete. Hay varias organizaciones que nos respaldan para conseguir 30 000 firmas a nivel nacional para seguir en el proceso.

¿Jubilados en indefensión?
En el 2015 se borraron del presupuesto general del Estado para la atención de los jubilados con enfermedades catastróficas algo asi como 2 500 millones de dólares, con una facilidad asombrosa y espantosa. Eso fue en el tiempo del señor Richard Espinosa quien dispuso que se borre de un plumazo estos recursos para atención a jubilados con enfermedades catastróficas. Reclamamos al doctor Clavijo por su traición, fue separado, pero con el pasar de dos o tres años regresó al mismo puesto.