Anita Montenegro: “Mi hijo fue el hombre más feliz del mundo con su primera bicicleta”

La primera bici que tuvo Richard Carapaz cuando era niño sigue siendo la principal decoración de la casa de Anita Montenegro, su madre, quien se sentó en un banco de madera para contar lo orgullosa que se siente de los logros de su hijo.

Las flores también son parte de la decoración. Anita luce una camiseta color rosada del Giro de Italia de 2019 con la frase ‘Richard Carapaz campeón’. Humilde y alegre nos recibe en la casa, donde creció el campeón olímpico, ubicada en la parroquia El Carmelo, del cantón Tulcán.

“Me siento contenta, alegre y agradecida con Dios por todo lo que nos ha bendecido y feliz de la vida”, cuenta mientras se dibuja una sonrisa en su rostro.

Al lado de su vivienda se levantó otra infraestructura de construcción mixta para que funcione la ‘Casa de Richie’ y ofrecer platos tradicionales a quienes lleguen a este sector, solo para conocer a los padres del campeón olímpico, o si es que tienen suerte a encontrarse con él, ya que actualmente vive con su familia en Tulcán.

Anita cuenta que al recibir la visita de periodistas y seguidores hasta de Colombia, tuvieron la idea de emprender vendiendo platos tradicionales del Carchi. Aunque no recuerda la fecha exacta, dice que fue en 2019 cuando comenzaron.

Un día llegó una familia de la provincia de Loja, quienes buscaban algo para comer también, fue en ese momento cuando Anita les preparó café.

Al inicio decidieron salir a la vía con una carpa y se vendió todo lo que prepararon como chuleta, morocho y melloco. Después publicaron en redes sociales que ofrecían comida típica pero en la casa, “hicimos así y desde entonces les esperamos aquí en la casa a toda hora”.

Pese a ello, cuenta que anteriormente El Carmelo era un sector olvidado y de repente llegaban los políticos. Sin embargo, donde es la ‘Casa de Richie’ y se construyó este año llega gente de todos lados.

Choclos, habas, mellocos, morocho, caldo de gallina, pescado, chuleta, carne ahumada, quesillo con miel y más comida típica del sector. Anita dice: “Dios les pague a todos los que han venido”. En El Carmelo la mayoría de las familias se dedican a la ganadería, a vender leche y a la cementera. Mientras Anita atiende a quienes llegan a su casa, el papá de Richie, Antonio Carapaz, se dedica a la agricultura. Papas, mellocos y habas producen los habitantes de El Carmelo. La mamá del ciclista carchense vuelve a agradecer a Dios: “ojalá mi hijo siga cosechando más éxitos”.

Los jerseys y algunos premios que ha conseguido el campeón también adornan a ambas casas. La vivienda de Anita está llena de medallas, reconocimientos, fotografías y obras obsequiadas a Carapaz. “Tenemos llaveritos y recuerditos para vender, pero también sus cuadritos con fotos de mi hijo para que la gente mire”.