Aprehendido con una carga de ketamina

ketamina

Un ciudadano de nacionalidad ecuatoriana detenido con un cargamento de sustancia química ilegal fue el resultado de un operativo ejecutado por el Bloque de Seguridad (Policía Nacional y Fuerzas Armadas). La intervención se ejecutó en la capital carchense, específicamente en el sector de El Obelisco. El ciudadano fue puesto a órdenes de las autoridades y no se conoce si el juez dio orden de prisión preventiva.

 

Detalles del accionar

A través de sus cuentas oficiales, los uniformados informaron que por trabajos de inteligencia de militares y policiales, conocieron que un furgón estaba trasladando dicho Ilícito. Cuando se encontraban en medio de la vía, divisaron al automotor sospechoso y le frenaron la marcha. El conductor, con notable nerviosismo, se bajó de la cabina y fue informado que le realizarán un registro de rutina.

Cuando empezaron a sacar las gavetas que estaban en la parte posterior, comprobaron que se encontraban ocultas varias cajas de ketamina, un conocido precursor químico utilizados para la elaboración de la conocida ‘cocaína rosa’ o ‘tusi’.

 

Resultados obtenidos

De inmediato trasladaron el vehículo hasta la base militar más cerca y realizaron la fijación y conteo de la evidencia. En total se trataron de 756 cajas de ketamina de 100 miligramos cada recipiente.

El caso fue informado de forma inmediata al fiscal de turno del cantón, quien solicitó la aprehensión con fines investigativos del sospechoso.

El sujeto, de quien no se conoce su identidad, fue llevado hasta una casa de salud de la localidad, antes de ser ingresado al Centro de Detención Provisional de la localidad, para luego ser llevado a la Unidad Judicial Penal Multicompetente, en donde se realizó la audiencia de control y calificación de flagrancia.

¿Qué hace la ketamina?

La gente que consume ketamina se puede volver psicológicamente dependiente de esta droga para encontrase bien, afrontar la vida y manejar el estrés.

Sus consumidores pueden tener delirios, alucinaciones o perder el sentido del tiempo y de la realidad. Un viaje de ketamina puede durar hasta dos horas. Sus consumidores pueden acabar teniendo nauseas o vomitando, así como desarrollar problemas en el pensamiento o la memoria.

 

Subscribe
Notify of

Lo último: