Aspiran a reabrir la Piscina Neptuno hoy tras la inundación

neptuno

La jornada del lunes 01 de agosto no bastó para culminar con los trabajos de limpieza del Complejo Neptuno, espacio público que se inundó por el fuerte aguacero registrado el pasado domingo. Es así que el personal operativo del Municipio de Otavalo y de la Empresa Pública de Agua Potable y Alcantarillado (Emapao), requirieron de un día más de labores para a dejar todo a punto, a fin de que esta tradicional piscina vuelva a reactivarse.

“Desde hace unos seis años no hemos tenido este tipo de precipitaciones, ni el taponamiento de la quebrada seca en el sector de las escalinatas que suben hacia “La Cruz”, que provocaron la inundación de las Piscinas Neptuno. Creo que ese fue el evento más desfavorable que tuvimos en esta ocasión”, manifestó Pablo Paredes, director técnico de Emapao.

Paredes considera que los daños en general en la ciudad pudieron haber sido mayores, de no ser por los diques que han construido Emapao y el GAD-O en los últimos años, infraestructuras que permiten encausar el agua de manera tal que no afecte al casco urbano, al tiempo que contienen a los objetos sólidos.

“Tenemos construidos 3 diques. El más grande cerca de la Escuela Valle del Amanecer. Otro en la parte alta de la calle 8 de Septiembre y el otro en el sector de La Panchina. Al realizar la inspección se apreció un buen comportamiento de estos espacios, lo que ha prevenido que realmente existan inundaciones de consideración”, expresó.

En relación a la inundación de la piscina, el funcionario hizo un llamado a la conciencia de la ciudadanía, tomando en cuenta que el incidente no se habría dado exclusivamente por la fuerte lluvia, sino por los objetos sólidos que arroja la gente a las calles y quebradas; los cuales taponan los conductos y provocan el desborde del líquido vital.

“Pudimos encontrar gran cantidad de zapatos, de plásticos, de ropa, de costales, en fin, una enorme aglomeración de basura. Las alcantarillas del sector de la Gruta del Socavón, pueden abastecer la cantidad de agua generada el domingo, pero con los objetos sólidos pierde esa capacidad”, culminó.