ES NOTICIA

domingo, 16 junio 2024
domingo, 16 junio 2024

Camal Municipal vuelve a operar tras 8 meses de cierre

Luego de 8 meses de haber cerrado sus puertas para someterse a un proceso de repotenciación, el Camal Municipal volvió a operar desde la semana pasada, dando así alivio a los comerciantes de carnes, pues estaban trasladándose a cantones aledaños a faenar su ganado, algo que les habría estado generando gastos adicionales.

Según Jorge Cajamarca, administrador del Camal Municipal, el motivo por el cual se tuvo que realizar este proceso de adecuación del establecimiento, obedece a observaciones que habrían sido emitidas por la Prefectura de Imbabura y sus dependencias, que fungen como órganos rectores de estos espacios en el ámbito ambiental.

“Hemos sido observados desde hace unos 3 años atrás, debido a que nuestra planta de tratamiento de aguas residuales, que trabaja con los desechos que se generan después del faenamiento de los animales, no cumplía con la normativa ambiental vigente, es decir estábamos contaminando y corríamos el riesgo de ser clausurados”, especificó Cajamarca.

En este contexto, el Camal Municipal hizo su último faenamiento el pasado 31 de marzo, fecha en que cerró sus puertas al público.

Si bien en primera instancia se tenía previsto reabrirlas en 2 meses, es decir en los primeros días de junio, esta meta no se pudo cristalizar, ya que el proceso se les habría “salido de las manos” de acuerdo a lo expuesto por el administrador.

“El problema de la guerra internacional que surgió provocó que los materiales que necesitábamos adquirir se encarezcan. El acero, por ejemplo, a nivel mundial subió casi al doble del precio normal, por ello nos tocó reformar todo el proceso de compra, pidiendo una nueva inyección de capital, que ya la tenemos”, explicó, para luego acotar que actualmente la compra reflejaría un avance del 40%, por lo que se aspira a tener todo listo a más tardar en febrero de 2023.

Más allá de todavía no estar al 100% con la repotenciación, funcionarios de la Municipalidad de Otavalo habrían realizado acercamientos con la Jefatura de Ambiente del Gobierno Provincial, además de Agrocalidad, para que se les permita reabrir las puertas del Camal, exponiendo una alternativa clave que fue acogida.

“Si bien no estamos tratando totalmente el agua, estamos sacándola del Camal a través del vehículo hidrocleaner de Emapao, para posteriormente llevarla a la planta de la ciudad para que sea tratada y contamine lo menos posible”, manifestó Cajamarca.

Los trabajos de repotenciación no son exclusivos de la planta de tratamiento, también se ha trabajado en el interior del espacio de faenamiento en un 94%.