Cambios en Ordenanza del Consejo Cantonal de Salud

IBARRA.- Lucía Posso, presidenta del Consejo Cantonal de Salud, en la sesión del Concejo Municipal del miércoles pasado, planteó una reforma sustitutiva a la Ordenanza que rige al organismo cantonal.

La concejala comentó que la reforma a la ordenanza es fundamental porque se puede operativizar de mejor manera las acciones del organismo.

El contexto del cambio
Posso Naranjo explicó que la Ley del Sistema Nacional de Salud determina que los Consejos Cantonales deben tener autonomía administrativa, algo que no se cumple en la ciudad de Ibarra.

El fin de la autonomía administrativa, según la ley, es que desde los Consejos se dicten políticas públicas de salud en el ámbito local. “Nosotros necesitamos articular, de mejor manera, la operatividad de la gestión administrativa de la entidad, se hubieran hecho muchas cosas más, de las ya realizadas, si teníamos esa autonomía y a la vez agilizaríamos muchos procesos, porque actualmente, dependemos de la Dirección Administrativa para todo”, aseveró la concejala.

Concejales observan
Lo que se propone en el proyecto es organizar y arreglar la ordenanza, puesto que no tienen un orden articulador “queremos darle más solidez al objeto y naturaleza del Consejo Cantonal”, dijo Lucía Posso.

También, en la reforma se plantea cambiar la estructura organizativa de la siguiente manera: pleno, presidencia, secretaria técnica y unidad técnica administrativa.

Se propone dar mayor participación a la sociedad civil. Así mismo, se quiere implementar la Unidad Técnica Administrativa que esté conformada por un director, tres promotores de proyectos y dos técnicos administrativos. Actualmente, existe un equipo técnico, pero al crear una unidad se genera autonomía.

Posso aseguró que la conformación de dicha unidad técnica no requiere de más presupuesto o nuevas contrataciones, el fin de crear este organismo es dar agilidad a los proyectos que se generan en el Consejo Cantonal de Salud.

La alcaldesa Andrea Scacco apoyó la iniciativa, comentó que la municipalidad es testigo del trabajo del organismo. El concejal Óscar Lomas, comentó que en la propuesta no se aborda la parte estructural del Consejo. Dijo no estar de acuerdo con las partidas presupuestarias que podrían implantarse.

“Se habla de un director que ganaría USD 45 mil al año, eso dice el informe, se necesita de un análisis jurídico y financiero” manifestó.

La concejal Myrian Salgado dijo que se presentó un informe incompleto y con un día de anterioridad. “La propuesta es debatible e importante, pero recuerden que la Dirección Financiera no permitió poner las partidas para la junta especializada para mujeres víctimas de violencia, pero autorizaron que todo el equipo del Consejo Cantonal de Derechos trabaje con un presupuesto anual de USD 36 mil, con USD 45 mil (que ganaría al año un director de la unidad técnica del Consejo Cantonal De Salud) trabajaría todo un equipo del Consejo Cantonal de Derechos”, dijo la concejal Salgado.