Campaña sucia o cruda realidad

Los imbabureños hemos sido testigos de informaciones, principalmente en redes sociales, que dejan muy mal parados a ciertos candidatos (as). Son acusados de enfrentar procesos judiciales, de no pagar pensiones alimenticias, de cargar errores pasados o simplemente tener rabo de paja. Lo que nos preguntamos los electores, ¿esas acusaciones se enmarcan en una realidad o responden a una campaña sucia que busca causar daño a las personas? Antes del aparecimiento de las redes sociales, en las campañas políticas, acostumbraban a utilizar los llamados “pasquines” en donde algunas cosas eran ciertas, otras no. ¿Volvió esa práctica malsana a la escena política provincial? Parece que sí…

Lo último: