ES NOTICIA

miércoles, 29 mayo 2024
miércoles, 29 mayo 2024

Cárceles repletas, pero crímenes no disminuyen

Los estados de excepción, mega operativos, requisas, traslados y drásticas medidas, no han sido suficientes para mitigar el centro de la criminalidad del país, las cárceles.

Desde allí se planean y gestionan crímenes, robos, extorsiones y toda clase de delitos y, uno de los principales retos que tendrá el nuevo Gobierno es mitigar esta ola de violencia, que tiene como uno de los protagonistas al hacinamiento. Entre febrero de 2021 y julio de 2023, en siete cárceles del país, ocurrieron 14 masacres que han dejado el saldo de 459 presos asesinados.

Cifras de la Zona 1

En Ibarra, hasta la semana pasada, existían 576 reclusos, en un centro carcelario que tiene capacidad para albergar a máximo 280 internos. En Tulcán la realidad no es muy distinta, ya que existen 736 internos en total, de ellos 46 están en el Centro de Detención Provisional y 46 son mujeres.

En Sucumbíos existen 746 privados de libertad y en la principal cárcel de Esmeraldas son 1 400, en un espacio que tiene capacidad para 1 100 internos.

A esto se suma, en el caso de Ibarra, los 18 jóvenes que se encuentran de forman temporal en el espacio donde funcionaba el Centro de Adolescentes Infractores (CAI) de Ibarra. Incluso se rumoró que a esta infraestructura iban a venir mujeres reclusas, pero esto no ha sucedido.

En el caso de la cárcel de Ibarra, quienes ‘dominan’ la prisión pertenecen al grupo delincuencial “Los Lobos”, en Esmeraldas ‘mandan’ “Los Tiguerones”, en Sucumbíos existen algunos grupos en los pabellones y en Tulcán, están a ‘cargo’ los reclusos de nacionalidad extranjera.

carcel 2

A nivel nacional

Un informe interno del SNAI explica que estos niveles de violencia se deben a la desatención estatal reiterada por años y a que los grupos de delincuencia organizada intensificaron sus disputas por el control de los presidios, según relata Primicias. Dentro de este análisis, la entidad ha identificado al menos 12 bandas que se disputan el dominio carcelario.

De las 11 cárceles calificadas de alto riesgo, siete mantienen la sobrepoblación. El caso más dramático es el del CPL Guayas Nro 5, que teniendo una capacidad para 545 presos, alberga a unos 1 305 internos. Es decir, el hacinamiento es del 139%.

El segundo lugar la ocupa la cárcel de Quevedo con el 63,5% de hacinamiento, le sigue la Penitenciaría del Litoral con el 46,3%, en la cárcel de Esmeraldas existe un 26,% de sobrepoblación y en Santo Domingo hay un hacinamiento del 11,3%.

La violenta realidad de los reclusorios

Cuando las masacres carcelarias se iniciaron en Ecuador, en mayo de 2019, uno de los problemas más dramáticos que tenía el sistema penitenciario, era el hacinamiento.

En ese momento casi todas las prisiones tenían sobrepoblación. El SNAI empezó un trabajo para reducir la población y mejorar las condiciones de reclusión en todos los centros.

La cifra de hacinamiento pasó del 29%, en enero de 2021, al 4%, en enero de 2023. Sin embargo, el objetivo no se ha cumplido totalmente.

Subscribe
Notify of