Colectivos piden mayor atención a las mujeres rurales

Colectivo

Cifras registradas por Servicio de Emergencia ECU911 de Ibarra  señalan una reducción en lo que respecta a llamadas de auxilio por violencia intrafamiliar. En un comparativo de cifra se señala que: en 2023, se presentaron 630 llamadas de emergencia, mientras que en 2024, se registran 443 llamadas.  Desde estadística de la institución, indican que a pesar de esta reducción,  en ocasiones las víctimas, por temor, no se atreven a pedir ayuda. 

Las cifras indican que el ECU911 recibió 99 llamadas de auxilio, en 2024 son 90. En Violencia Psicológica fueron 443 llamadas, en 2023, mientras que este año  fueron 246.

De igual manera, en violencia sexual fueron 1 y se mantiene, así mismo, en violencia intrafamiliar, en 2023, fue 87 y en 2024, ya suman 106.    

Otra institución que presta apoyo y ayuda a mujeres víctimas de violencia de género es el Consejo Cantonal de Derechos, Raiza Zamora, vicealcaldesa de  Ibarra, en una entrevista anterior, indicó que el organismo municipal atendido 400 casos. 

El escenario

Según Fundación Aldea, en 2023, Imbabura fue una de las provincias con menor casos de femicidios, el año anterior, se registraron 4.   

El mismo organismo señala que en muchos de los casos de femicidio las mujeres tienen una boleta de auxilio, sin embargo, fueron víctimas de la violencia de género.  

 Colectivos de Mujeres de la ciudad de Ibarra, días atrás, informaron que desde el 2014, cuando se tipificó el  femicidio, Imbabura registra 38 casos.  Indicaron que la violencia de género afecta más a las mujeres en el sector rural. 

apartado

Aseveraron que no pueden  quedarse quietas y deben moverse más en el tema de accesos a las justicias. “Porque estamos en un contexto intercultural y trabajar en la parte rural es un compromiso pendiente”, indicaron las militantes feministas.   Mencionaron que la mujer rural se encuentra abandonada por la justicia y el acceso a la misma, en temas de violencia machista. 

Las voceras pidieron a las autoridades que se ponga atención de alerta a la ruralidad, puesto que en este sector no se logra entender que es la violencia de género. 

Recursos y acciones

Los colectivos piden a las autoridades provinciales que se actualicen cifras de femicidios, transfemicidios y violencia de género. 

De igual manera, exigen a los que se entregue recursos a los gobiernos locales para que se puedan ejecutar las ordenanzas provinciales y cantonales de erradicación de la violencia de género, para generar acciones de prevención en lo urbano y rural.

Para Deisy  Garcés,  coordinadora Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas de Género de Imbabura, comentó que años atrás Imbabura se encontraba en el 9 no puesto en casos de violencia de género, actualmente, se encuentra en el puesto 7.

“Desde que se tipificó el femicidio; en Imbabura han ocurrido 38 femicidios, donde la mayoría de víctimas han sido mujeres indígenas y de la ruralidad”, dijo.

La activista, también, indicó que es una preocupante que dentro del Código Orgánico Integral Penal no figure el delito de acoso sexual, invalidando la afectación emocional; impidiendo a las víctimas el acceso a la justicia, dando lugar o incrementando secuestros, violaciones y femicidios.

Lo último: