Comerciantes y entes de control suman esfuerzos por la seguridad de Otavalo

Con la finalidad de contrarrestar los hechos de inseguridad que se vienen presentando en el Mercado 24 de Mayo, dirigentes del gremio de los comerciantes se reunieron con diferentes organismos públicos, competentes en materia de seguridad, para articular acciones.

“Este mercado abarca una infraestructura de 3.640 m2, por lo que al ser de esta dimensión, penosamente ha crecido la inseguridad. Pero libre e independientemente hemos hecho propuestas con todos los compañeros vendedores, de acuerdo a las falencias que tenemos aquí. Entonces hemos planteado un plan de acción inmediato”, manifestó Washington Vela, presidente de la Asociación de Comerciantes 24 de Mayo.

Luego de un diálogo que duró un promedio de 90 minutos en dicho centro de expendio, los protagonistas dieron a conocer que se abordaron varias estrategias a implementar, como por ejemplo: botones de pánico, botones de seguridad, capacitaciones por parte de los entes de control a los vendedores, entre otras.

Asimismo, el mayor Diego Endara, jefe subrogante del Distrito de Policía Valle del Amanecer, agregó que se resolvió hacer un control al ingreso y salida del mercado, así como crear un chat comunitario para reportar los incidentes que pudieran presentarse.

Por su parte, el coronel en servicio pasivo, Marcelo Mora, director de seguridad ciudadana del Municipio de Otavalo, acotó que se conformará un comité de seguridad del Mercado 24 de Mayo y se realizará un estudio de seguridad para despejar dudas sobre varios detalles en torno a esta problemática.

Cabe mencionar que adicionalmente se propuso legalizar a los trabajadores de origen extranjero, que laboran en este espacio público, a través del pedido de carpetas con documentación personal, en donde se evidencie, entre otras cosas, sus antecedentes penales.

Quienes cumplan con estos parámetros recibirían un carné que los acredite como operadores del mercado, por el tiempo que vayan a residir en el cantón, tomando en cuenta que muchos están de paso.

Lo último: