Concejo edilicio conforma una comisión especial

El Concejo municipal de Ibarra realizó su sesión extraordinaria el pasado martes 5 de julio para tratar el caso de presunta concusión que investiga la Fiscalía de Imbabura y en el que aparecen denunciadas por la afectada Yahaira V, la madre de la alcaldesa Myrian C., el asesor de confianza de la alcaldesa Alex G. y la primera autoridad municipal Andrea Scacco.
En el transcurso de la sesión, se presentaron dos propuestas para la conformación de una comisión especial que dé seguimiento al proceso de investigación de éste y otros casos que se estarían dando en la presente administración.

La concejala Tania Chamorro pidió que se conforme una comisión para que se investigue el caso puntual sobre la presunta venta de puestos en el GAD municicipal; mientras que la concejala Lucía Posso mencionó que es necesario que el seguimiento se amplie para saber el papel que ha cumplido Talento Humano y cómo se ha procedido en la selección, calificación y designación de puestos en la institución municipal y sus empresas.

La moción de la concejala Posso Naranjo fue aprobada, misma que procedió a nombrar esta comisión especializada “que tiene la responsabilidad de investigar los procesos administrativos de las contrataciones y nombramientos realizados desde el mes de mayo de 2019 a la presente fecha”, según expresiones de la concejala Mirian Ayala, quien tomó distancia de concejales que han sido señalados como beneficiarios de puestos de trabajo para cercanos familiares.

“Eso no comparto y en mi caso, pese a que muchas veces me han sugerido dar nombres, no lo he hecho, porque es necesario actuar con responsabilidad e independencia y así me mantendré en el cumplimiento de mi función hasta la culminación de mi tarea como concejala”, afirmó.

En la sesión de Concejo se nominó a los concejales Myrian Salgado (que en principio se quiso excusar) como presidenta de la comisión, como Vicepresidente el concejal Óscar Lomas y como vocal el concejal Leonardo Yépez, quienes en los últimos tiempos han apoyado la gestión administrativa de la alcaldesa Andrea Scacco. La comisión tiene un periodo de máximo 45 días para investigar y presentar un informe sobre lo que sucede en este espinoso caso.

Lo que se notó en el desarrollo de la sesión es que existe un interés de todos los concejales de conocer la verdad sobre los hechos que son materia de investigación sobre una presunta concusión. Lo que pide la ciudadanía ibarreña es transparencia y que nadie deba oponerse a que las cosas se vayan verificando y ventilando.