Conociendo el uso y producción del cannabis medicinal

Imbabura es la segunda provincia a nivel nacional que cuenta con un mayor número de licencias para la producción, cultivo y comercialización del cannabis medicinal. Actualmente, en la provincia de Los Lagos, 20 empresas se dedican a la producción de esta planta. Las compañías que trabajan con el cáñamo medicinal están sujetas controles estrictos por parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAGAP) y de Agrocalidad.

Marco Lara, director zonal del MAGAP, indicó que el cannabis medicinal tiene el 1% o menos de THC, que es la sustancia psicotrópica, de ahí que se utilice, únicamente, los componentes medicinales de la planta.

Diario El NORTE conoció la empresa de producción y comercialización de cannabis medicinal Sachapharma, ubicado, en el cantón de Urcuquí, su gerente ejecutiva Gabriela Farinango Vallejos abrió las puertas de la plantación para narrar cómo es el trabajo al interior de la empresa.

Explicó que en 2021 la empresa fue constituida, la licencia de cultivo la obtuvieron en septiembre del mismo año.

Es así que, desde hace un año, Sachapharma cultiva y reproduce esquejes cannabis medicinal, además, tiene el objetivo de educar a la población sobre los usos medicinales de la planta, como también, mostrar, que es un nuevo espacio de mercado dentro de la producción agrícola para la provincia.

Al ingresar, en el primer invernadero se encuentran las plantas madres, Fernando Perguenza, representante de Cannamed y asesor en el área técnica de cultivo del cannabis en Sachapharma, explicó que la empresa adquirió las semillas de cannabis en Oregón, EE.UU, enfatizó que la semilla ya viene tratada y certificada, es decir, contiene menos del 1% del THC y solo contiene componente medicinales.

En este espacio se realiza la reproducción de la planta a través de esquejes, que es el tallo de la planta, “Hacemos un trabajo de estabilización de la semilla, para posteriormente, a los nuevos licenciatarios puedan tener una producción más estable y acorde a los estándares internacionales. Sachapharma tiene la licencia dos y tres, que les permite a sus propietarios cultivar semillas y esquejes, pero también, comercializan la flor. Perguenza señaló que la empresa va por el tercer cultivo, primero fue por semillas y actualmente por esquejes.

Un total de cinco mujeres de la comunidad de Ajumbuela trabajan en la empresa Sachapharma, una de ella es Maritza Carlosama, quien inicia su jornada a las 07:00 y culmina a las 16:00, de lunes a viernes. Maritza comentó que un principio sintió temor, puesto que era un cultivo desconocido que recién se está introduciendo al mercado. Trabaja desde enero en la empresa.

Comentó que, ahora, agradece la oportunidad laboral porque genera ingresos a su familia “Nos genera empleo, es un trabajo más limpio, sin químicos, pues utilizamos materia orgánica, además, es medicinal”, comentó Maritza.

La joven madre trabaja en área de poscosecha, mencionó que de la flor o biomasa de cannabis se elaboran los productos medicinales como el aceite, de este extracto se puede producir cremas y más productos.

Experto en Cannabis Medicinal
Alonso Martínez, es médico, tiene una especialidad en neurociencia, estudios gerencia hospitalaria y realizó un diplomado en
Endocannabinología que es la rama que estudia al cannabis, realizó varios cursos científicos en cannabis medicinal en manejo de dolor.
El médico señaló que el cannabis medicinal, además, de ser benéfico en terapias del dolor, también puede ser utilizado en enfermedades neurodegenerativas como alzheimer, parkinson, epilepsia de varios tipos.

El galeno explicó que alrededor del cannabis medicinal existen muchos mitos, comentó que la planta fue catalogada como ilegal a partir de 1930 por posturas políticas. “ Afortunadamente, gracias a científicos se pudo ver que el cannabis tiene aplicaciones terapéuticas increíbles, en los 60`, científicos Jerusalén aislan e identifican los componentes del cannabis e identifican un sistema dentro de nuestro cuerpo que responden a estas moléculas, que es algo sorprendente”, dijo .

El sistema endocannabinólogo se especializa en el sistema endocannabinoide, que es un sistema que tiene amplias funciones en todo el cuerpo, especialmente, en el sistema nervioso.

Martínez señaló que el cannabis medicinal no altera el estado de conciencia del paciente y que puede ser utilizado para mitigar la ansiedad, para el manejo del dolor en pacientes con cáncer terminal o dolores oncológicos. “La planta del cannabis es muy recibida por el cuerpo, pero se requiere que un médico recete la dosis correcta”, añadió.

Agrocalidad el MAGAP al frente del control

En la provincia un total de 20 empresas producen, cultivan y comercializan el cannabis medicinal, las empresas dedicadas a esta actividad se encuentran en Antonio Ante, Cotacachi, Ibarra y Urcuquí. Marco Lara, Director Distrital del Ministerio de Agricultura y Ganadería Zona Imbabura, explicó que el Cannabis que se produce en la provincia cuenta con el acompañamiento técnico de la entidad gubernamental. Además, del control y seguimiento.

Nuevos productores
los propósitos de la Secretaría de Estado es darles una alternativa a los agricultores para que cambien de cultivos que tienen problemas de comercialización y que puedan optar por productos alternativos como el cannabis, el aguacate y el arándano.

Las licencias
La mayoría de productores de Cannabis de Imbabura cuentan con licencias tipo 3, que son cultivador y productor de la planta, el 40% de las licencias se encuentra validados. Lara mencionó que en la provincia son 30 hectáreas en producción. También se cuenta con la licencia tipo seis que es de investigación, que poseen la Universidad Técnica del Norte (UNT).