Contra la minería nadie se cansa

IBARRA.- Comunidades de Intag, organismos de defensa de la naturaleza y de derechos humanos, durante estas dos últimas semanas, asistieron al Consejo Judicatura, en Ibarra, pues en una de las salas competentes se desarrolló la audiencia de apelación a la acción de protección por vulneración a los derechos de la naturaleza y a las comunidades al no ser consultados.

La medida fue colocada por las moradores y organismos de DD.HH. contra las empresas mineras: Corporación Nacional de Cobre de Chile (Codelco) y Empresa Nacional Minera (Enami EP), el fin es frenar el proyecto extractivista Llurimagua.

Elsa Bejarano, de Alianza por los Derechos Humanos, indicó que la medida se solicita porque existen varias especies en peligro de extensión ”en total son 36 y 6 se encuentran en peligro crítico”, dijo Bejarano.

Así mismo, indicó que “con la introducción del proyecto Llurimagua desaparecerían 12 comunidades, las familias tendrían que desplazarse hacia otros lugares y dejar sus territorios. La activista señaló que el Ministerio de Medio Ambiente otorgó a las empresas mineras la licencia ambiental sin hacer una consulta ambiental previa y adecuada.

Con el sonido de los tambores y con el grito de las consignas, los comuneros de Intag le dicen “No a la minería”, pancartas de colores se alzaban frente al juzgado y sus frases resuenan “Somos pueblos en resistencia”, “ Por el agua, por la vida, nadie se cansa”, “No al despojo minero”, entre otras frases.

Elisa Levi, del Observatorio Minero Ambiental y Social del Norte del Ecuador, indicó que la acción de protección es una herramienta que tiene la ciudadanía cuando sus derechos son vulnerados. “En el caso de Intag se denuncia que se ha violado el derecho a la consulta ambiental, ningún ciudadano del valle fue consultado debidamente, antes que se entregue estas concesiones”, dijo.

El contexto
En 2012, ingresa empresa ENAMI junto a Codelco de Chile, las comunidades rechazaron la presencia de la minera. Durante esta lucha se criminalizó a líderes y defensores de la naturaleza.

En septiembre de 2020, los pueblos de Intag obtienen un fallo judicial a su favor que detuvo el proceso minero en Llurimagua, la bióloga Andrea Terán fue quien puso la acción contra las empresas minera, señaló, en ese entonces, que el extractivismo ponía en riesgo a las especies de ranas Arlequín y Nodriza, que están en grave peligro de extinción.

En 2021, el triunfo empieza a tambalear, puesto que Corporación Nacional del Cobre (Codelco) solicitó un arbitraje a la Secretaría General del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

En el mismo año, la Corte Cantonal de Cotacahi, presidida por el juez Óscar Coba falló contra el pedido de acción de protección de las comunidades de Intag. De ahí, que en estos días se realiza el proceso nivel provincial.

Lo último: