Culmina la tercera jornada de paro con bloqueos en Imbabura y nube de gas en Quito

Alrededor de seis puntos entre San Roque e Ibarra se reportaron la noche de este miércoles 15 de junio de 2022, hasta cerca de las 20:00  con motivo del paro nacional convocado desde el lunes 13 de junio y que lejos de terminar se ha radicalizado, en su tercer día en Imbabura, Pichincha y otras provincias de la sierra ecuatoriana.

En la provincia de Los Lagos, las comunidades indígenas se encuentran unidas y llegando desde el peaje de San Roque  se puede divisar un primer punto,  colocado a 200 metros de la estación, un segundo en el ingreso a San Roque y un tercero en el semáforo para ingresar a Atuntaqui. metros más adelante se llega al cuarto puesto  en el semáforo de Natabuela, un quinto en el semáforo de Chaltura y un sexto en el ingreso a San Antonio con la disposición de que pasen solamente ambulancias.

La liberación del líder indígena Leonidas Iza,  redujo este miércoles la crispación generada por su detención, aunque la movilización se mantendrá de forma indefinida contra el gobierno de Guillermo Lasso.

En su primer pronunciamiento oficial tras salir en libertad condicional, Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), acusó a Lasso de su detención, a la que calificó de «secuestro político», y exhortó a sus seguidores a seguir la protesta «nacional e indefinida» desde las comunidades.

«Ustedes (Gobierno) seguirán presionando a jueces y fiscales. Nosotros nos vamos hasta las últimas consecuencias, hasta la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) para defender nuestro derecho», espetó Iza.

Mientras en Imbabura, las protestas están estratégicamente repartidas en Pichincha, las miradas se dirigen a lo que ocurre en la capital.  Una nutrida marcha de estudiantes en Quito fue dispersada por una nube de gas lacrimógeno lanzada por la Policía en una plaza céntrica de la capital, en el marco del paro nacional convocado por el movimiento indígena contra la política económica del Gobierno del conservador Guillermo Lasso.

Miles de estudiantes, apoyados por otros grupos sociales, recorrieron las calles del centro histórico de Quito en una marcha pacífica en la que muchos jóvenes bailaron cerca del Palacio presidencial de Carondelet, fuertemente custodiado por policías.

Y mientras se escuchaban esporádicos gritos de «Fuera Lasso, fuera», muchos criticaron la gestión económica del Ejecutivo, a la que acusan del gran incremento de los precios en los mercados de víveres.

También se han observado grupos de jóvenes artistas entonando melodías de protesta y hasta bailes improvisados con críticas a las autoridades, especialmente a los policías, a los que increparon por mostrarse fuertes en las protestas y débiles ante el auge de la delincuencia.

La Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) plegó a la convocatoria a la movilización nacional convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la organización social más importante del país, que hizo un llamado a fortalecer la protesta indefinida desde los territorios donde actúan las comunidades y otros colectivos populares.

La marcha estudiantil de este miércoles, que en principio fue convocada para respaldar al líder de la Conaie, Leonidas Iza, cambió de matiz al conocerse que el dirigente indígena había sido liberado esta madrugada tras permanecer detenido por cerca de 24 horas, acusado de paralizar servicios públicos por el cierre de carreteras.

Iza, que ha calificado su detención como un «secuestro político» ordenado por el Gobierno, fue liberado luego de que una juez aceptara la ilegalidad de su arresto, pero le impusiera medidas cautelares distintas a la de la prisión preventiva.