ES NOTICIA

miércoles, 29 mayo 2024
miércoles, 29 mayo 2024

Cuzubamba es un terruño que continúa haciendo historia

Una de las parroquias más pujantes del cantón Cayambe, cumplió un año más de vida jurídica el pasado 6 de diciembre: Santa Rosa de Cuzubamba, “tierra fértil de gente emprendedora y capaz”.

La localidad rural, específicamente sumó 78 años de parroquialización, y lo celebró mediante la tradicional Sesión Solemne, en donde su principal José Cepeda, recibió la visita de varias autoridades de la zona.

“Tuvimos la presencia de la alcaldesa de Cayambe, Katherine Montenegro, presidentes de los gobiernos parroquiales del cantón, así como representantes de Conagopare y la Prefectura de Pichincha, entre otros invitados especiales”, comentó Cepeda en diálogo con nuestro medio de comunicación.

Según el dirigente, en esta oportunidad no se pudo desarrollar una agenda de eventos amplia con motivo del factor económico, por lo cual la conmemoración de esta fecha cívica se centró básicamente en la Sesión Solemne, sin que esto sea un impedimento para que propios y extraños demuestren su cariño por este poblado, que si bien es uno de los más pequeños del territorio cayambeño, tiene muchos atractivos por ofrecer.

En este marco, Cuzubamba se caracteriza por ser una tierra con diferentes altitudes y suelos, que permiten una óptima producción de diversos alimentos, desde cebollas hasta cañas de azúcar, las cuales hoy por hoy son destinadas al consumo propio, más que para su comercialización.

No obstante desde el Gobierno Parroquial se trabaja para que se aprovechen estas bondades, al punto de generar una dinámica económica.

“Estamos fomentando la agricultura para que sea sostenible y sustentable. Este es uno de los elementos más esenciales de nuestra parroquia”, acotó Cepeda.

Quienes deseen desestresarse de sus labores cotidianas, Cuzubamba es una gran alternativa, pues goza de atractivos naturales sin igual, que fusionados con servicios adicionales brindados por sus comuneros, prometen una experiencia inolvidable.

“Están disponibles por ejemplo los parapentes. Quienes lleguen a nuestra parroquia pueden volar. También tenemos en el límite con Cangahua y Otón, turismo arqueológico. Por otra parte pueden saborear nuestra exquisita gastronomía. Contamos con: papas con zarza y cuy, así como con borrego asado, entre otras alternativas ya externas, como mariscos, etc”, cerró el entrevistado.