De niños a jóvenes junto a la música

Al igual que otras culturas del mundo, el ámbito de la música está directamente relacionado con el Pueblo Kichwa Otavalo. En este sentido, niños, jóvenes y adultos a lo largo de los años han puesto sobre escena sus dotes artísticos, entre los cuales, unos han destacado más que otros, como es el caso del grupo Ñawpak.

Ñawpak
Ocho niños de la comunidad de Peguche, de entre 10 y 13 años de edad, allá por el año 2015 asumieron el reto de conformar una banda musical, a la que bautizaron con el nombre de Ñawpak, luego de barajar varias alternativas.
“Ñawpak tiene un significado especial: pasado, presente y futuro. Nos gustó ese nombre porque nuestro objetivo con la música andina es rescatarla del pasado, para fortalecerla en el presente y que no se pierda en las generaciones futuras”, dijo Inty Flores, integrante del conjunto musical.

Surgimiento
Si bien en primera instancia la idea era juntarse para “pasar el rato” en época de San Juan, pues no se habían planteado ser una agrupación grande para shows, más tarde el proyecto tomó mayor seriedad, cuando se reunieron con sus padres, quienes dieron su apoyo incondicional.

Es así que, luego de un proceso de desarrollo personal acelerado, pues lo que más había era talento, surgió en el horizonte la primera oportunidad de tocar en un escenario.

“Esto fue en el Urku Fest de Peguche en el 2015. Estábamos nerviosos por ser nuestra primera presentación, pero cuando salimos y tocamos a la gente le gustó, incluso bailaban y todo eso nos hizo tomar confianza. Ese fue el punto de inflexión para el grupo siga vigente hasta la actualidad”, acotó Flores, que en aquellos días tenía 10 años, y hoy suma 18 primaveras.

Canciones
Cabe mencionar que en las primeras “tocadas” los pequeños se enfocaban en entonar netamente covers de artistas reconocidos, no obstante, con el paso del tiempo, inspiración mediante, dieron vida a 6 temas de su autoría, los cuales fueron incluidos en su repertorio, con muy buena aceptación.

Al respecto, Inty comento: “Han habido planes de grabar un disco, pero por temas económicos no hemos podido todavía concertarlo. Ojalá en un futuro podamos hacerlo”.

Situación 
Hoy por hoy el grupo Ñawpak, por situaciones derivadas de la vida misma, como los estudios, trabajos y demás responsabilidades que se van asumiendo en el trayecto de niños a hombres, está un tanto estático en cuestión de ensayos, sin embargo, cuando surgen presentaciones, los integrantes sacan tiempo de donde no hay para juntarse y pulir su performance.

“A veces ensayamos en la noche cuando todos se desocupan. Nos quedamos hasta altas horas. Pese a todo queremos que el grupo continúe por siempre”, comentó Flores.

Integrantes
A causa de motivos de fuerza mayor, en el camino, 3 de los integrantes de la agrupación desertaron, pese a ello los 5 restantes se mantienen firmes con el sueño de ampliar sus fronteras.

En este marco, el bajo está en custodia de Tupak Vega; el violín, por su parte, descansa en manos de Elián Cachiguango; la guitarra es entonada por Jairo Muenala; mientras que la batería le corresponde a Elvis Muenala; finalmente, el bandolín es todo de Inty Flores.

Lo último: