Desde la prisión

Era marzo de 1999, a escasas horas de una huelga general contra los ajustes económicos del flamante mandatario Jamil Mahuad, el expresidente interino Fabián Alarcón fue arrestado y encarcelado por orden del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Héctor Romero Parducci, debido a un nuevo sumario en el que se le imputaban indicios de delito por la contratación ilegal de 1 200 funcionarios del Congreso cuando presidía el hemiciclo. “Me defenderé desde la prisión”, dijo el entonces político ecuatoriano. Al cabo de cuatro meses de cárcel, un informe de la Contraloría le permitió recobrar la libertad. No salió huyendo, ni tampoco habló de persecución política y solicitó asilo. A reflexionar.

Lo último:

INFO GRUPO CORPORATIVO EL NORTE EDITORIAL