Detienen con armas de guerra a escoltas de líder de ‘Los Choneros’

Un militar en activo y otro retirado se encuentran entre los 37 detenidos en Ecuador por portar armamento de guerra mientras escoltaban presuntamente a Junior Roldán, líder de la banda criminal llamada “Los Choneros”, en el momento en que salió de la cárcel en libertad condicional gracias a una polémica decisión judicial.

Así lo informó este viernes 16 de diciembre la Fiscalía General de Ecuador, que investiga unos hechos sucedidos en la tarde del jueves en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde la Policía afirma que Roldán, más conocido bajo el alias de “JR” y que también quedó nuevamente detenido, fue objeto de un ataque armado.

De acuerdo con el último reporte de la Fiscalía, el militar en activo detenido es un marino, mientras que el otro es un soldado retirado del Ejército.

Entre los 37 detenidos por tráfico de armas y municiones también hay dos extranjeros, cuya nacionalidad no ha sido especificada, además de un adolescente.

A este grupo la Policía le decomisó tres fusiles, diez pistolas, una subametralladora, dos revólveres, un lanzagranadas, cinco granadas tipo limón, tres granadas de fragmentación, cargadores, balas de diferente calibre, catorce teléfonos móviles, diez vehículos de alta gama y dinero en efectivo.

El ministro del Interior, Juan Zapata, felicitó la actuación de la Policía, que permitió la captura de estas 37 personas sin registrar ningún herido.

Horas antes, el juez de Garantías Penitenciarias de Guayaquil, Jorge Aldás, había concedido la libertad condicional solicitada por “JR”.

Esta decisión del magistrado fue altamente criticada y rechazada por la Policía Nacional y la Fiscalía, quien en la audiencia correspondiente había manifestado su oposición por tratarse de un preso reincidente con nueve condenas por varios delitos como asesinato.

En un comunicado emitido el jueves, la Fiscalía había señalado que Aldás aprobó la libertad condicional con base a un informe errado del servicio nacional penitenciario (SNAI) y a “una interpretación subjetiva del juzgador, considerada por esta institución como contraria a la ley”.

El Ministerio Público advirtió que “este tipo de decisiones afectan gravemente la administración de justicia, laceran la confianza ciudadana en las instituciones públicas y permiten que los hechos delictivos ejecutados por “JR” queden en la impunidad”.

En un mensaje a la nación difundido en la noche del mismo jueves, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, acusó a jueces y fiscales de actuar con una “nobleza extrema” frente al crimen organizado y de “hacerse la vista gorda” con los peores delincuentes.

“Los jueces están para impartir justicia, no para impedirla. Una cosa es que sean imparciales y otra indiferentes”, señaló el mandatario, que defendió la “independencia de poderes, pero jamás la indiferencia de poderes”.

Lasso se refirió también al caso del conocido como “Gordo Luis”, uno de los líderes de la banda criminal “Los Lobos”; que, luego de salir en libertad condicional, fue recapturado el miércoles en posesión de armas y droga junto a otros 22 presuntos integrantes de la misma organización, que también quedaron detenidos.

“Los Choneros” y “Los Lobos” son dos de las bandas de crimen organizado detrás de la crisis de seguridad que vive el país y que se disputan junto a otras el control interno de las prisiones, donde desde 2020 han sido asesinados más de 450 presos en diferentes masacres.

Lo último: