Directorio del Cabildo Kichwa Otavalo culmina su periodo

Luego de tres años al mando del Cabildo Kichwa Otavalo, Rumiñahui Jimbo y su directorio, están a la víspera de culminar con su periodo administrativo, dando paso así al nuevo proceso de elecciones, que se efectuará el 11 de mayo próximo.
“Hemos realizado varios trabajos dentro de nuestro periodo. Quiero agradecer a los compañeros dirigentes que estuvieron conmigo. Ha sido un trabajo incansable. Creo que ha sido uno de los cabildos que más se ha accionado, sin desmerecer por supuesto a los anteriores. El contexto que nos tocó vivir nos obligó a ser más proactivos”, manifestó Jimbo.

Más allá de que las funciones de este organismo kichwa contemplan varios campos, uno de los ámbitos en donde más se hizo notar en este tiempo, fue en la aplicación de los conocidos rituales de purificación o Justicia Indígena, a antisociales atrapados cometiendo ilícitos en la urbe otavaleña.

“Hemos realizado alrededor de 30 aplicaciones de la Justicia Indígena en estos tres años de manera gratuita. Han habido veces que nos ha tocado incluso tres veces a la semana, lo que refleja el aumento de la inseguridad en el cantón, la provincia y el país. También se puede evidenciar la desconfianza de la ciudadanía en la justicia ordinaria, pues es muy lenta y hay mucha burocracia”, agregó el presidente saliente.

Durante sus funciones, Jimbo también ha tenido malos momentos. Recordó por ejemplo, que se ha solicitado al Municipio en varias oportunidades, que les dote de una sede en comodato para que el Cabildo Kichwa pueda operar como corresponde. Si bien el Gobierno Local habría asumido el compromiso de instalarlos en el 4to piso del edificio Unaimco, junto a la Plaza de Ponchos, este ofrecimiento nunca se cumplió, incluso se lo habría cedido a otra entidad. “Hubo mucha indignación”, finalizó.