Distintas realidades en cementerios de Otavalo

El pueblo otavaleño vivió un nuevo Día de los Difuntos este miércoles 2 de noviembre de 2022. Sin embargo, hubo una particularidad. Al haber sido removido el feriado para el jueves 3 y viernes 4, la afluencia de público al Camposanto Jardín de Oración, se dio a cuenta gotas desde tempranas horas hasta el medio día.

Realidad muy distinta vivió por su parte el Cementerio Indígena Unorico Samashunchic, pues cientos de personas acudieron en familia, portando por supuesto los tradicionales alimentos a compartir con sus seres queridos del más allá, como marca la costumbre del Pueblo Kichwa Otavalo.

Durante la jornada en cuestión, EL NORTE, salió con la premisa de enfocar su trabajo periodístico al ámbito del comercio, a fin de conocer si esta fecha aportó o no en una reactivación monetaria de los comerciantes de la localidad, quienes día a día luchan por reponerse de la pandemia mundial por el Covid 19, que tanto daño causó a todos.

Es así que a nuestra llegada, mientras el reloj marcaba las 08:30 de la mañana, la presencia de la población mestiza era muy escasa, algo que perjudicó a los diferentes puestos de ventas ubicados en el contorno del Camposanto, pues no se vendió lo esperado.

Este fue el caso de la comerciante Maricruz Paredes, quien año a año expende sus productos frente al cementerio.

“Salimos todos los años. Iniciamos el 1 y finalizamos el 3 de noviembre. Lamentablemente como en esta oportunidad las cosas han cambiado en cuanto a las fechas del feriado, hemos sido perjudicados hasta este momento, porque la gente ya empezaba a venir desde el 1 de noviembre en la tarde, pero esta vez, no ha habido mayor movimiento. Ha estado flojo. Esperamos que mejore la afluencia en la tarde del 2 y los días que quedan del feriado”, manifestó.

Asimismo, Gabriela Ruiz, quien tiene una tienda en la calle Bolívar y Panamericana, aseguró que anteriormente el flujo de ciudadanos era mucho mayor, algo que no ha sido tal en este año.

“Al no ser feriado el día propio, muchas personas deben haber estado trabajando y varios otros estudiando. Esto ha significado que haya poca cantidad de ciudadanos rumbo al cementerio. En otros años desde el 31 de octubre mismo ya había movimiento. Esperemos que el jueves y viernes haya afluencia del público. Aunque como es fin de semana, probablemente muchos salgan de viaje a distraerse”, opinó.

Separado por escasos metros de distancia, el Cementerio Indígena Unorico Samashunchic, mostró por su lado un panorama distinto.

Un río de gente transitaba por la calle que conduce al ingreso principal de este establecimiento, cuyo trayecto lucía abarrotado de negocios populares, en donde se comercializaban frutas, guaguas de pan, comida preparada, flores, entre otros.

“En las primeras horas hubo una afluencia del 60% de lo que suele haber en esta fecha. Pero conforme fueron pasando las horas el porcentaje fue aumentando hasta el 100%. Seguro vendrán muchos más hasta el viernes. Ha sido una reactivación que esperábamos con ansias”, comentó Bryan Méndez, propietario de un puesto de frutas.

María Aguilar, por su cuenta, opinó que la venta de comida ya preparada, como los pescados fritos que ofertaba en su negocio, igualmente han tenido buena acogida de la ciudadanía, por lo cual consideró que iba a acabar con toda su mercadería este mismo miércoles 2 de noviembre, siendo innecesario que acuda también el jueves y el viernes a continuar con la venta.

Lo último: