Ecuador reitera un «rotundo no» a recibir de Colombia hipopótamos de Escobar

El ministro ecuatoriano del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Gustavo Manrique, reiteró este martes un «rotundo no» del país a recibir los hipopótamos que Colombia analiza enviar a otras naciones, tras haberse reproducido por decenas un grupo de cuatro que llevó al país el narcotraficante Pablo Escobar hace 39 años.

«Un rotundo no porque es prohibido por ley el ingreso de especies exóticas, a menos que la autoridad ambiental tenga una condición sine qua non espectacular, de investigación, ciencia, extracción de un material genético para la cura de algo, (y) ese no es el caso», dijo en entrevista con EFE.

Manrique apuntó que traer los hipopótamos «no tiene ningún sentido» y generaría compromisos de alimentación, custodia, infraestructura, «y tenemos muchas otras necesidades, en otras áreas, como para destinarle recursos a hipopótamos».

Le deseó a Colombia «la mejor de las suertes porque tienen un problema importante» y recalcó que «a Ecuador no van a entrar».

El ministro recordó que, al reformarse en diciembre de 2021 el Código Orgánico del Ambiente, se prohibió expresamente la importación de fauna silvestre exótica al país por lo que no es posible la importación de ejemplares de la especie Hippopotamus amphibiu a Ecuador.

El pasado jueves se conoció que Colombia evaluaba la posibilidad de enviar a México, India y Ecuador a 72 hipopótamos nacidos en esa nación después de que el narcotraficante Pablo Escobar llevara, en 1984, a los primeros 4 para su hacienda.

AMENAZA SILVESTRE

La semana pasada, el jefe de la Oficina de Gestión de Biodiversidad de la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), David Echeverry, explicó que están «haciendo los contactos respectivos» para «la posible salida de hipopótamos» de Colombia.

«En India nos han dicho que pueden recibir hasta 60 hipopótamos, en México tienen una capacidad de recibir hasta 10 y Ecuador ha manifestado la posibilidad de recibir dos hipopótamos», detalló.

En el apogeo de su imperio criminal, Escobar construyó un zoológico en su Hacienda Nápoles, de casi 3.000 hectáreas, ubicada en Puerto Triunfo, en el departamento de Antioquia.

Hasta ese lugar llevó animales exóticos del mundo que lo convirtieron en una sensación por lo extravagante de la propiedad.

Tras su muerte en 1993, y con el fin de su cartel de las drogas, los animales del zoológico de Escobar quedaron sin control en un entorno que no era el suyo y encontraron en las planicies del Magdalena Medio un nuevo hogar al que rápidamente se acostumbraron por las condiciones favorables del terreno, regado por las aguas del río Magdalena, el principal de Colombia.

Sin embargo, los exóticos paquidermos se convirtieron con el tiempo en un peligro para la fauna, la flora y los campesinos de la región, uno de los cuales sufrió graves heridas al ser atacado en 2020 cuando fumigaba un potrero.

¿INTERÉS EN ÁFRICA?

Según el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, la «Fundación Internacional Ostok Sanctuary ha manifestado su interés de trasladar un grupo de 70 hipopótamos de Puerto Triunfo a santuarios naturales de la India y de México».

Gaviria espera el visto bueno del Gobierno nacional para que se «acelere la autorización para lograr ese propósito, que es ambiental, de defensa y de protección de los animales».

Echeverry recordó la experiencia positiva que han tenido las autoridades de la región «lidiando con esta problemática».

«Sabemos cómo capturarlos y cómo poderlos enguacalar (encerrarlos en guacales). Ya de ahí, lo que sigue, es gestionar todo lo que tiene que ver con la logística, con la posibilidad de contratar un avión, que estamos viendo a través de qué medios internacionales nos pueden ayudar con la contratación de estas actividades, pero es una actividad que es posible», añadió.

El ministro Manrique recordó que un colega africano, que no identificó, le comentó recientemente que en una zona de su país ha bajado la población de hipopótamos: «Estaríamos gustosos de que nos los manden», le dijo.

«Pero ahí entran los desafíos económicos: ¿Cuánto cuesta mandar un hipopótamo vivo a África, quién lo paga?», se preguntó el ministro ecuatoriano.

Subscribe
Notify of

Lo último: