Ecuador ve una notable reducción de la covid-19 y elimina el teletrabajo

El Gobierno  advirtió este martes de una notable reducción en la taza de contagios por la covid-19, por lo que decidió eliminar el teletrabajo en el sector público, pese a que la enfermedad no ha desaparecido.

El ministro de Salud Pública, José Ruales, durante una rueda de prensa en la que se informó sobre las últimas resoluciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), encargado de atender la pandemia, remarcó sobre la tendencia a la baja de la enfermedad.

Hay una «tendencia a la disminución» en el nivel de contagio, con sólo 1.823 casos en la última semana, lo que sitúa la tasa de contaminación en los valores que se tenían hace catorce semanas, cuando se registró un repunte sostenido de la enfermedad, añadió el ministro.

Además, dijo que sólo se han reportado siete defunciones por la covid-19 en la última semana, lo que es consistente con la baja tasa de fallecimientos que se ha mantenido por varios meses.

La disminución de casos también obedece a los altos niveles de vacunación en el país, agregó Ruales tras informar de que a la fecha se han colocado 37,5 millones de vacunas.

Precisó que Ecuador, con una población de 18 millones de habitantes, ha importado 41,2 millones de dosis de vacunas anticovid, de las que 8,8 millones corresponden a donaciones de países amigos como Estados Unidos, China, varias naciones europeas como España y latinoamericanas como Chile y Perú.

El Gobierno ecuatoriano ha previsto una inversión de 388 millones de dólares para la adquisición de vacunas, de los cuales se ha pagado 362,3 millones, mientras que unos 26 millones han quedado como saldo del sistema Covax de la Organización Mundial de la Salud.

Ruales, además, indicó que el programa de vacunación continuará y que se dirigirá a sectores alejados, con la intención de masificar aún más el plan de inmunización en el sector rural.

«La vacunación nos aleja de la enfermedad y de la muerte», apostilló el ministro tras hacer un nuevo llamamiento para que la población que aún no ha completado su esquema se acerque a los centros de inmunización.

De su lado, el presidente del COE, Juan Zapata, aseguró que ante los alentadores informes sobre la disminución de los contagios, ese organismo ha resuelto suspender el teletrabajo en el sector público y llamar a labores presenciales al cien por ciento de los trabajadores.

Esa medida se aplicará desde el próximo 1 de septiembre y se prevé que se reincorporen unos 100.000 funcionarios que habían sido ubicados en actividades de teletrabajo para prevenir el aumento de contagios y hacer frente a la oleada de casos que se presentó semanas atrás.

Desde que empezó la pandemia en el país, en marzo de 2020, el país ha registrado una cifra acumulada de 995.147 casos confirmados de contagio, así como 35.832 muertos por la enfermedad, según un informe del Ministerio con datos actualizados al pasado 28 de agosto.