Edmundo Hurtado, un anteño con un gran corazón

Edmundo Hurtado Pineda es un ciudadano anteño que tiene un gran corazón. Su vocación como docente, lo llevó por muchos años a estar al frente del Instituto de Educación Especial de Ibarra. Un hombre incansable, que sigue guiando a los deportistas, para que rompan barreras y se conviertan en los mejores de la provincia y del país.

Edmundo Hurtado nació en Atuntaqui el 21 de marzo de 1953. Actualmente tiene 70 años y entre sus principales pasatiempos están el caminar y practicar el ecuavóley.
Lo que más ama es compartir día a día con su esposa, hijas y nietos.

“Mi familia ha sido un soporte para el trabajo de Olimpiadas Especiales e Imbabura”, expresó el ciudadano anteño.

En lo académico Hurtado cursó las aulas de la escuela Hermano Miguel, en Atuntaqui. Posterior a ello se graduó como bachiller en el colegio Abelardo Moncayo y finalmente obtuvo su licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Tecnológica Equinoccial.

En el ámbito profesional Edmundo Hurtado fue docente del colegio José Peralta (1979 a 1985). Su inmenso amor por la enseñanza lo encaminó, más adelante, a impartir sus conocimientos en el Instituto de Educación Especial de Ibarra. Su importante aporte lo llevó en el 2013 a ser el rector de la institución. Él trabajó ahí desde 1985 hasta el 2014.

Una labor que no termina
El tiempo avanza y fue por tal motivo Hurtado aplicó a la jubilación en el 2014. Pero él sabía que su labor no había concluido ya que aún continúa en su ardua labor de organizar y apoyar a los deportistas como Director de Olimpiadas Especiales en Imbabura. “Lo que más anhelo es que nuestros deportistas lleguen a ser seleccionados del Ecuador y puedan viajar a las Olimpiadas Especiales Mundiales”, fueron las palabras del personaje anteño sobre el gran sueño que tiene.

Al preguntarle de lo que siente al brindar su apoyo a la niñez, juventud y el deporte dijo: “Una gran satisfacción de ver a nuestros deportistas hacer el esfuerzo para prepararse y participar. A esto se suma ver el cariño que brindan con un abrazo de alegría por haber dado todo por la provincia”, acotó Hurtado.

“Como maestro fue inolvidable trabajar con niños y jóvenes con discapacidad intelectual, síndrome de down, entre otros. Quiero decirles a los deportistas que sigan rompiendo barreras para que sean vistos por la sociedad y sepan que pueden realizar una actividad deportiva”, finalizó como mensaje el gran docente y amigo de todos Edmundo Hurtado Pineda.

Lo último: