Educación inclusiva para personas con discapacidad

Esteban Benavides viste su uniforme, con entusiasmo acude a clases en la Unidad Educativa Ciudad de Ibarra todos los días sábados, el joven de 31 años, tiene discapacidad física, condición que, tiempo atrás, no le permitió culminar sus estudios. Sin embargo, hoy, puede hacer realidad su sueño de estudiar, puesto que es parte del programa de educación inclusiva “Trabajando en territorio, se construye prevención” que emprende Centro Intercultural de Arte y Cultura Imbabura (CIACI)junto a la Coordinación Zonal de Educación.

Los estudiantes son el primer grupo del plan piloto de educación inclusiva a nivel nacional, actualmente, recibe clases 24 personas con discapacidad, los alumnos están divididos en dos aulas y las clases son personalizadas, puesto que los chicos aprenden desde cero a leer y escribir. Las clases reciben los días sábados, en horas de la mañana.

Eduardo Salar, presidente de CIACI, indicó que acuden a clases personas con discapacidad de 15 años hasta 50 con escolaridad inconclusa. También, dijo que el proyecto tiene un periodo de duración de cinco años. Los estudiantes en dos años contarán con certificado de educación primaria y en 3 con el título de bachiller .

Esteban comentó que cursas sus estudios le permitirán ser útiles a la sociedad, además, independientes “Si nuestros familiares, quienes nos cuidan y protegen fallecen ¿qué será de nosotros?”, dijo el joven.

Una de sus añoranzas es aprender a leer y escribir, así logar una plaza laboral en el área de educación. Recomienda a sus compañeros que estudien y que luchen en la vida. “Somos capaces de lograrlo todo, les invito a participar en este programa”, comentó.

Nancy Mendes, también, acude al programa de educación inclusiva, dijo que hace 20 años por su condición de discapacidad fue excluida del sistema educativo “Yo tenía que pasar a primer año de colegio, pero me discriminaron por mi discapacidad, ya no pude estudiar como era mi sueño”, dijo .

Alejandra Mier, coordinadora de la sección Nocturna y Escolaridad Inconclusa, señaló que el piloto es parte del programa de Escolaridad Inconclusa del Ministerio de Educación, así mismo, señaló que su trabajo como docentes no solo está en el área de estudios, sino, también en ayudar a cumplir sueños.

Explicó que trabajan con personas luchadoras dentro de la enseñanza y que en el caso de las personas con discapacidad es un proceso que ha generado nuevas experiencias, aseguró que las docentes entregan todos sus conocimientos para que el grupo pueda cumplir sus objetivos.