El ‘Caldo de 31’ es otra tradición de Semana Santa

En época de Semana Santa, en Otavalo no solo se acostumbra a degustar de la tradicional Fanesca, sino de otro platillo que a lo largo de los años se ha ganado un lugar en la consideración y preferencia del público: el Caldo de 31.
En esta oportunidad, el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Otavalo, en articulación con una asociación de vendedoras gastronómicas, han organizado una nueva edición del “Festival del Caldo de 31”, el cual estará en vigencia por dos días: viernes 7 y sábado 8 de abril, en el Mercado 24 de Mayo.

Breve Reseña
Según los entendidos, en época de las haciendas, cada 31 o fin de mes, los patrones faenaban una res para tener carne suficiente para su familia, mientras que las vísceras eran aprovechadas por los trabajadores de la hacienda, quienes las preparaban y las cocían para convertirlas en un plato nutritivo, que se le denominó con el tiempo Caldo de 31.

Preparación
Para tener el suculento producto a tiempo, para ser comercializado a los visitantes en el principal centro de expendio del cantón, las cocineras inician con la preparación desde tempranas horas, pues su proceso se caracteriza por la demora que conlleva el que tome su forma y textura final.

Este es el caso de María Remache, quien este viernes 7 de abril, desde las 08:00 de la mañana aproximadamente, ya se encontraba removiendo sus ollas en su carpa asignada, a fin de iniciar la venta a las 17:00 horas, momento pactado para dar inicio al festival como tal.

“Venimos preparando el caldo desde hace muchos años. Somos 18 socias las que participamos. Nos amanecemos aquí vendiendo. La gente ya nos conoce, por lo que esperamos que haya una alta afluencia de público”, comentó Remache.

Fanesca
Paralelamente, en el Mercado 24 de Mayo también se está expendiendo de manera normal la Fanesca, en diferentes puestos que lo suelen realizar año a año, por lo que si usted prefiere, también puede acudir en familia o amigos a adquirir su ración.

“Esta tradición la venimos manteniendo desde hace muchos años. Mis bisabuelitos, abuelitos y madre me la han transmitido. Yo soy oriunda de Guayaquil, pero llevo radicada en Otavalo unos 35 años. Estoy vendiendo la Fanesca desde el día miércoles de ceniza, y termino el día domingo de pascua”, manifestó Celina Araujo, comerciante del sector gastronomía.

Precios
En cuanto a los precios que se han fijado para ambos alternativas alimenticias, cabe mencionar que la Fanesca oscila entre los USD 3,50 dólares, mientras que el Caldo de 31 ronda en el USD 1,50.

“Pese a que el valor del sambo se ha incrementado considerablemente, yo mantengo los precios de mi plato de fanesca en USD 3,50. Estamos contentos que ha habido buena acogida”, agregó Araujo.

Sábado
En cuanto a la jornada del sábado, vale mencionar que las ventas iniciarán desde las 13:00 horas en el patio central del Mercado 24 de Mayo.

Lo último: