El Consejo Nacional Electoral organizó comicios en las “circunstancias más difíciles”

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador destacó este domingo la organización del proceso de votaciones presidenciales que encaró a la correísta Luisa González y al empresario Daniel Noboa, en las que consideró las “circunstancias más difíciles”.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, indicó en declaraciones a través del portal de esa entidad que la organización del proceso enfrentó desafíos por el ambiente de alta inseguridad en que vive el país desde hace unos tres de años por la acción de mafias del crimen organizado y el narcotráfico.

Atamaint, no obstante, aseguró que la jornada electoral de este domingo ha sido satisfactoria, con una “masiva participación” de un 82,33 % de los ecuatorianos facultados para votar, lo que supone un 17,67 % de abstención.

Con casi ninguna novedad de alteración del oren público en los recintos electorales, la jornada de votaciones ha sido pacífica, añadió tras felicitar por ello a los votantes ecuatorianos.

Atamaint destacó el proceso de capacitación que el CNE efectuó con los más cerca de 300.000 integrantes de las juntas de recepción de votos, así como el orden observado en la casi totalidad de mesas electorales.

Según ella, Ecuador se ha convertido en un referente en proceso electorales, sobre todo por “organizar las elecciones en las circunstancias más difíciles”.

Con este proceso “gana el Ecuador, gana la democracia” y se constituye en un “ejemplo para ciudadanos que empiezan a interesarse en política”, añadió la presidenta del CNE.

Más de 13,4 millones de ecuatorianos fueron convocados este domingo a las urnas para elegir entre González, del movimiento Revolución Ciudadana, que lidera el expresidente Rafael Correa (2007-2017), y Noboa, de la Alianza Democrática Nacional (ADN).

Quien venza en estos comicios completará el periodo 2021-2025 que le correspondía al actual mandatario del país, el conservador Guillermo Lasso, pero que fue recortado por él mismo tras invocar en mayo pasado a la llamada “muerte cruzada”.

Con esa figura Constitucional, Lasso disolvió a la Asamblea Nacional (Parlamento) en un momento en que se disponía a votar una moción de destitución en su contra en el marco de un juicio político de censura en el que era acusado de presunto peculado (malversación), cargo que él rechaza.

Subscribe
Notify of

Lo último: