El crimen de embarazada deja devastada a una familia

El ofrecimiento de 300 dólares para cubrir los gastos de su bebé, fue el motivo por el que Dayana Ortega, de 23 años de edad, accedió a salir con quien se convertiría más tarde en el sospechoso de su crimen, Jimmy G., padre del niño que estaba a punto de nacer. Durante nueve días su familia la buscó, pensando que se encontraba desaparecida, sin imaginar que la encontrarían en estado de putrefacción.

Miembros de la Policía Nacional, la mañana de ayer, informaron que se dio con el paradero de Jimmy G., presunto responsable de la muerte de Dayana Ortega, quien tenía ocho meses de gestación. Según los uniformados la joven madre fue estrangulada y también señalaron que Fiscalía podría tipificar este delito como femicidio con agravantes, cuya pena es 34 años de privación de la libertad. Mencionaron que el proceso está en investigación y que se desconoce los motivos del crimen, indicando que el hecho es sentimental, más no criminal.

El jefe encargado de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) en Carchi, César Yépez, dijo que atendieron una llamada realizada por la madre de la joven, en la cual se denunciaba que la víctima se reuniría con Jimmy G., quien le había ofrecido 300 dólares para el parto. Al momento de la denuncia de la desaparición, la Policía revisó cámaras de seguridad y en los videos se registró que Dayana abordó un automóvil blanco, el conductor era su pareja y hoy detenido.

El oficial mencionó que, con los indicios recabados, se pudo determinar el lugar donde fue abandonado el cuerpo de la joven, el mismo fue localizado en una quebrada, ubicada en el sector de Tufiño. Las autoridades, además, dieron a conocer que hasta el momento en la provincia de Carchi, se registran cinco casos de femicidio.

La familia de Dayana lamenta su muerte y la de su bebé y señalaron que no se escatimará esfuerzo alguno, para que el sujeto reciba la máxima condena. Las causas del crimen se desconocen, sin embargo en sus redes sociales la mujer compartía feliz las fotos de su gestación y mostraba la felicidad que sentía por estar próxima a la llegada de su hijo. La Policía investiga si existirían más implicados.