El índice de pobreza en Ecuador bajó 7 puntos en un año

El índice de pobreza por ingresos en Ecuador bajó 7 puntos porcentuales en un año, según estimaciones del Gobierno que atiende a 2 millones de núcleos familiares que viven en condiciones vulnerables.

Así lo aseguró en una entrevista con EFE, en el marco del día internacional para la erradicación de la pobreza, el ministro de Inclusión Económica y Social, Esteban Bernal, tras indicar que el Gobierno prevé emprender varias estrategias para reducir aún más el número de personas pobres en el país.

Bernal dijo que su Gobierno sustenta una estrategia sostenida en dos pilares: «Que se ponga en marcha la economía» y dar «un abrazo social para aquellos sectores más necesitados».

Una última medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de junio pasado reveló que el índice de pobreza había caído al 25 %, del 32,2 % con el que el Gobierno del presidente Guillermo Lasso había iniciado su mandato un año atrás.

Además, Lasso había heredado de su antecesor, Lenín Moreno, un índice de extrema pobreza que ascendía al 14,7 % y que en un año bajó a 10,7 %, lo que supone una caída de 4 puntos porcentuales.

En Ecuador se considera pobre a una persona cuyos ingresos no superan los 87,57 dólares mensuales, mientras que la extrema pobreza en apenas 49,35 dólares mensuales.

«8 MILLONES PUEDEN ESTAR EN POBREZA»

Bernal aclaró que el MIES, encargado de llevar las políticas sociales a la gente, atiende a cerca de 2 millones de núcleos familiares, a través de la entrega de bonos y otros beneficios.

Si se considera que cada núcleo familiar abarca a cuatro integrantes, entonces Ecuador brinda atención a «8 millones de personas que pueden estar en condiciones de pobreza o pobreza extrema», sostuvo el ministro.

La atención, explicó, se da través de transferencias monetarias (bonos) por un monto de 1.300 millones de dólares a 1,45 millones de núcleos familiares; además de atenciones a otras 460.000 familias con una financiación de 400 millones de dólares.

Con esa estrategia se ha logrado reducir el índice de pobreza en 7 puntos, lo que ha sido reconocido por la Comisión Económica para América Latina (Cepal), aunque ello no supone que «no existan todavía problemas», aclaró Bernal.

Según él, el Gobierno ha puesto como una de sus prioridades la inversión social y por ello ha incrementado a 13.000 millones de dólares la asignación presupuestaria en este rubro, una cifra récord y muy superior a la de sus antecesores.

EMPLEO, VACUNACIÓN Y REDUCCIÓN DE DESNUTRICIÓN

Entre las metas que se persiguen para atacar la pobreza, Bernal puso énfasis en la estrategia para generar 2 millones de nuevos empleos hasta 2025.

En este año se han generado 364.000 nuevos empleos adecuados, según señaló el titular del Ministerio de Inclusión Económica, que incluye entre las metas sociales del Ejecutivo la reducción de seis puntos porcentuales a la desnutrición crónica infantil, que afecta a un 30 % de la población entre 0 y 5 años de edad.

También la vacunación contra la covid-19, un plan elogiado a nivel internacional, permitirá mejorar la recuperación económica del país en el presente y a futuro, sostuvo.

Bernal aceptó que hay dificultades graves que aún afectan al país, como la inseguridad que se ha apoderado de las cárceles y la violencia que se ha difundido por las calles del país.

Sobre ello, dijo, el Gobierno también ha actuado y sólo para atender las dificultades de seguridad se han destinado 1.200 millones de dólares dirigidos a reforzar a la Policía y a las Fuerzas Armadas.

Bernal consideró que el Gobierno ha encaminado su estrategia para superar los grandes escollos derivados de una crisis que, según dijo, la heredó del pasado y de la cual sólo se puede salir si «todos remamos en una misma dirección».