El Neptuno agoniza por el abandono y los robos

neptuno-agoniza

Con la rehabilitación del Complejo Las Lagartijas y la recuperación de El Neptuno en Otavalo, se creará un modelo de gestión que permita una adecuada administración.

Anuncio del Neptuno

“Tenemos un problema con las piscinas de El Neptuno. Ese escenario estuvo a cargo de Diario Quilumba quien era el administrador”, explica Anabel Hermosa, alcaldesa de Otavalo.

La mandataria reconoció que Quilumba tenía un contrato de arrendamiento, pero por los robos que el escenario sufrió, más la inundación que registrada a finales del año pasado complicó el panorama.

“Creo que no tuvo la capacidad de continuar con la administración y operación del Complejo. Nosotros estamos exigiendo que se finiquite todo, para hacernos administradores”, corroboró Hermosa.

Último robo

El pasado 27 de enero el escenario sufrió su quinto robo en menos de cuatro meses. El guión fue el mismo, no hubo pistas, no hubo detenidos, todo está en investigación y los que pagan las consecuencias son los deportistas que no podrán volver a entrenar durante un largo período.

De acuerdo a Quilumba se sacaron cuatro calefones, cuatro tanques de gas y dos bombas de circulación de piscina. En total se han sustraído 15 cilindros de gas; 5 bombas de circulación de piscina y 7 calefones, entre otros.

Piscina de malas

Las condiciones actuales del escenario no son las óptimas. A pesar de que funcionarios de rango medio, le aseguran a la alcaldesa que las piscinas están en buen estado.

“A la señora alcaldesa le están mintiendo sus directores y funcionarios. Esa piscina necesita una intervención urgente, hay que recuperarla”, afirma Lorena Días, madre de familia quien no ocultó su preocupación por el escenario ubicado en el barrio La Florida.

Se espera que en los próximos días se desenrede todo el proceso legal, para que la administración del escenario regrese nuevamente a manos municipales

Subscribe
Notify of

Lo último: