Embajada de EEUU alerta a su personal sobre violencia en ciudades de Ecuador

La Embajada de Estados Unidos en Ecuador alertó este martes 1 de noviembre a su personal sobre la situación de violencia en las ciudades de Guayaquil y Esmeraldas y les ha pedido tomar precauciones adicionales, evitar reuniones y mantener perfiles bajos en esas urbes costeras.

Atentados con explosivos, tiroteos, intentos de saqueo y el asesinato de varios policías ha dejado una jornada violenta en Guayaquil y Esmeraldas, donde el Gobierno ha declarado un estado de excepción y toque de queda.

La Embajada de EE.UU., que toma como base las informaciones del Ejecutivo ecuatoriano, advirtió que «grupos criminales trasnacionales y pandillas locales llevaron a cabo una serie de crímenes violentos en Guayaquil y Esmeraldas» durante este martes.

Los hechos violentos, según la Embajada, incluyó el «asesinato de dos policías y el intento de asesinato de otros dos», aunque las autoridades locales señalan que son cinco los agentes fallecidos.

Además, el texto de la legación diplomática señala que se han detonado explosivos «en al menos once lugares, apuntando indiscriminadamente a lugares públicos en ambas ciudades».

Los violentos «han amenazado con ataques adicionales» y por ello «se ha ordenado al personal de la Embajada y el Consulado General de los EE.UU. que ejerzan extrema precaución en Guayaquil y Esmeraldas y que limiten los viajes a las horas del día, solo hasta nuevo aviso».

Asimismo, indicó que «todos los servicios de rutina para ciudadanos estadounidenses y las citas para visas programadas para el miércoles 2 de noviembre en el Consulado de los Estados Unidos en Guayaquil serán reprogramadas para una fecha posterior».

Instó a su personal a tomar «precauciones adicionales», mantener «una mayor vigilancia», evitar «grandes reuniones», supervisar «las noticias locales para obtener actualizaciones» y «mantener un perfil bajo».

Tras esa alerta al personal diplomático de EE.UU., el canciller ecuatoriano, Juan Carlos Holguín, calificó de «devastador» lo que ocurre en Guayaquil y Esmeraldas.

«Los grupos criminales no podrán tomarse el país. Todo el respaldo a nuestro presidente Guillermo Lasso y a las fuerzas del orden», agregó Holguín.

La lucha contra el crimen «debe ser una cruzada nacional. El apoyo internacional ha sido clave para esta cruzada», agregó el jefe de la diplomacia ecuatoriana en su cuenta de Twitter.

La reacción de la Embajada de EE.UU. se dio en medio del ambiente de incertidumbre que vive el país por la situación de violencia en las calles y cuando se ha informado de acciones violentas en otras ciudades.

En la tropical de Santo Domingo un automóvil explotó cerca de una estación de venta de gasolina, mientras que se alertó de otro vehículo con explosivos en las inmediaciones de la Universidad Católica de Guayaquil.

También en la ciudad de Durán, cerca a la urbe guayaquileña, se informó de una detonación con explosivos en un edificio municipal y el intento de saqueo a un centro comercial.

Desde las 21.00 hora local (02.00 GMT del miércoles) rige un toque de queda, en el marco del estado de excepción, en Esmeraldas y Guayaquil, esta última sometida además a la suspensión de clases.